Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'Informe Semanal', una parodia de lo que fue: el día que se criticó a sí mismo

El programa dirigido y presentado por Jenaro Castro se atrevió a hablar de manipulación en los medios.

Jenaro Castro en 'Informe Semanal'.
Jenaro Castro en 'Informe Semanal'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
30.10.2017 | 12:58

Clásico de la televisión y referencia durante años de "rigor, credibilidad y calidad", Informe Semanal se ha convertido en una parodia de lo que fue durante su última etapa dirigida y presentada por Jenaro Castro, en la que se han alcanzado cuotas de manipulación hasta ahora desconocidas.

Tachado en alguna ocasión por la propia Defensora del Espectador de TVE de falta de rigor en sus reportajes, el programa alcanzó su punto culmen en desfachatez y descaro este pasado sábado cuando se atrevió a hablar de la manipulación en los medios dependientes directa e indirectamente de la Generalitat.

Informe Semanal, el programa que edulcoró el Caso Bárcenas o sirvió de altavoz de los dirigentes del PP para trasladar al espectador la teoría de que los medios de comunicación tuvieron la culpa de la muerte de Rita Bárbera, dando lecciones de rigor. Surrealista.

"La posverdad se define como una mentira emotiva que, en términos políticos, trata de influir en la opinión pública, a menudo sin tener en cuenta la verdadera realidad. Esto, que parece enrevesado, es, simple y llanamente, la utilización de la propaganda apelando a las emociones, lo que entra en colisión con la verdad objetiva", decía sin despeinarse el propio Castro al inicio del reportaje. (Vaya al minuto 12)

Determinadas personas tienen la capacidad de utilizar los medios de forma decidida”, decía el Catedrático en Psicología de la Comunicación en la UCM, Ubaldo Cuesta, en lo que bien podría ser interpretarse como una crítica al mismo Jenaro Castro e Informe Semanal.

“No es comunicación política sino propaganda porque incluye la manipulación de realidades”, añadía el Catedrático en Historia de la Propaganda de la UCM, Alejandro Pizarroso. 

Es decir, algo así como viene haciendo Castro desde que tomara el control del programa. Años en los que periodistas del programa han denunciado coacciones tras ejercer su derecho a retirar la firma de algunos reportajes en los que Castro impuso una línea contraria, o en los que la Defensora del Espectador de RTVE criticó un reportaje sobre escraches a políticos en el que se llevó a cabo una buena práctica periodística.

Pasen y vean.

Las 10 manipulaciones más descaradas de Jenaro Castro en 'Informe Semanal'