Cabeceras especiales

Cabecera

CRÍTICA

El traspié de ‘Hollywood’, lo nuevo de Ryan Murphy pasa desapercibido

Se trata de la segunda serie del acuerdo del creador con Netflix y ha provocado reacciones de todo tipo

'Hollywood' (Netflix)
'Hollywood' (Netflix)
Jorge Rabazo
@jorge__rb
23.05.2020 | 14:56

Que Ryan Murphy se asociara con Netflix fue una gran noticia para todos los seriéfilos. Creador de grandes éxitos de público y crítica como Glee, American Horror Story o Pose, este acuerdo con la plataforma prometía nuevas y originales series por parte de uno de los creadores más prolíficos e interesantes de los últimos años.

Murphy llegaba, por tanto, como una de las nuevas estrellas de la plataforma, pero de momento no está cumpliendo las expectativas, al menos a nivel de repercusión. El primer proyecto que vio la luz enmarcado en este acuerdo fue The Politician, que marcaba el regreso de Jessica Lange. Una serie que, sin embargo, no fue lo esperado por muchos, que no gustó demasiado a la crítica y que pasó desapercibida. 

Y ha vuelto a ocurrir con HollywoodMás allá de los círculos seriéfilos, la serie ha pasado sin pena ni gloria para el resto de espectadores. La ficción apenas pasaba por el top 10 de las series más vistas en España en su estreno para desaparecer por completo tan solo unos días después. Además, buena parte de los críticos se han cebado con ella. 

La serie presenta un 'Hollywood' utópico para la década de los 40

Y es que Ryan Murphy es uno de los creadores que más dividen habitualmente a la crítica especializada y a los espectadores. Uno de esos casos de "o lo amas o lo odias". Y esa división parece haber alcanzado un nuevo escalafón con el estreno de su segunda serie para la plataforma. 

Pero ¿qué es lo que pretende contarnos Hollywood? La ficción narra la historia de un grupo de aspirantes a actores y cineastas que buscan alcanzar la fama en el Hollywood de los años 40, cueste lo que cueste, dándole una vuelta de tuerca a lo que pasó para centrarse en lo que hubiera pasado si las dinámicas de poder de la época hubieran sido diferentes.

Hay que pararse en ese punto: qué hubiera pasado sí. La serie presenta un Hollywood utópico en el que se dan situaciones reales pero aderezadas con un punto de fantasía, quizás demasiado poco creíble. Un "lo que pudo haber sido y no fue" en toda regla.

En este sentido, hay ciertos aspectos en los que la serie no se posiciona, es superficial. De esta forma, podemos ver como se tratan temas como la prostitución masculina de una manera demasiado idealizada, normalizada, siempre desde la fantasía y nunca desde la crítica. Una "hipocresía moral" que no ha gustado a cierto sector de la crítica. 

También, temas como la homosexualidad están quizás tratados de una forma demasiado edulcorada y normalizada para una época en la que por desgracia aún no estaba ni cerca de estarlo; o la participación de personas racializadas en superproducciones en plena década de los 40, que a pesar de la oposición de ciertos personajes termina haciéndose realidad, también puede llegar a chocar, pero que tienen sentido en esta fantasía hollywodiense.  

Técnicamente hablando la serie es una delicia para los sentidos 

Hollywood es un canto a esos actores que soñaban con ser estrellas. Quizás demasiado blanda, quizás demasiado optimista, pero que no falla en la premisa de mostrar una situación real mezclada con un anhelo de vislumbrar un presente y futuro mejores de lo que fueron. Si esas dinámicas de poder hubieran desaparecido, la vida de muchas personas hubiera sido completamente diferente. 

Técnicamente hablando no hay duda: la serie es una delicia para los sentidos. La meca del cine en su edad dorada está ambientada en la serie de forma magistral, mostrando los entresijos de la industria a través de rodajes, lecturas de guiones, conflictos entre productores, guionistas, directores... que será una gozada para cualquier amante del séptimo arte. 

David Corenswet, Darren Criss, Joe Mantello, Jake Picking, Jeremy Pope, Laura Harrier, Patti LuPone, Samara Weaving o Jim Parsons, entre otros, son los encargados de dar vida a estos cineastas en la lucha por sus sueños. Un elenco de "guapos" que también ha sido bastante criticado, pero que es coherente con esa línea de mostrar una idelización de la época. 

En definitiva, Hollywood es una carta de amor al cine que, a pesar de sus errores, de esa falta de reivindicación y compromiso en ciertos aspectos, no deja de ser una serie muy entretenida y coherente con lo que busca transmitir. Y sí, tambíen se agradece una serie optimista en estos tiempos que corren.