Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

¡Y dale con los programas de niños!

Barbie Túricos
@barbie_turicos
07.11.2015 | 05:00

Amigas, esto no hay quien lo aguante. Da igual la hora a la que pongas la tele, los zappings que veas, el canal que sintonices… ¡Los niños han colonizado el cátodo! Traduzco para las que no tenéis la ESO: Chocho, ¡los niños están en todos lo po-gramas! ¿Qué clase de alimaña hemos sido en otra vida? ¿Qué hemos hecho las mamarrachas de bien para tener que aguantar estas parrillas que parecen más la planta de pediatría del 12 de Octubre que una cadena de televisión?

Pequeños Gigantes es la Thermomix de los concursos de niños

Yo no puedo creer que esta España mía, esta España nuestra sea como es. Me froto los ojos cada mañana viendo el share que marcan esos programas repletos de pequeños cantores, cocineros, acróbatas, equilibristas… ¿Cómo puede ser que a alguien le guste ver sufrir a una criatura que no levanta dos palmos del suelo? O lo que es peor ¡¿Qué le ha hecho al mundo Jesús Vázquez?! ¿Por qué se ensañan con él? ¡Por Dios Bendito! Si este chico no ha roto un plato desde que hizo la comunión…

Reconozco que mis neuronas, abrasadas de tanto tinte pelirrojo, no entienden la dinámica misma de estos concursos. Yo estoy harta de ver los pasos de baile de la niña espasmódica de turno. Hasta el rimel de los macarrones Mon Santiso del niño gallego cocinillas. ¡No puedo con los gorgoritos del tierno retoño cardado con más trenzas que la hermana de Laura Winslow y Lucrecia juntas! ¡Mi gente quiere bailar, mi gente quiere gozar… mi gente no quiere que le coman la cabeza! Señor, llévame pronto. ¡Teresa Rabal, yo te maldigo!

Es que además, queridas mías, si antes no teníamos suficiente con los concursos temáticos (La Voz Kids, MasterChef junior, Se llama Copla junior) ahora tenemos que volver a soportar el que lo junta todo. Es la Thermomix de los concursos de niños. Sí, hablo de Pequeños Gigantes.

El novamás del talent show junior

Tan pronto salen una mellizas que cantan rancheras desde el momento mismo de nacer, que sale un bigardo de 14 años que explota balones de baloncesto con el culo. ¡El novamás del talent show junior! ¿Cómo lo aguanta el jurado? Si yo fuera la Naranjo me levantaba y les metía un alarido en do mayor (marca de la casa) que les atrasaba la pubertad del susto. Les iba a saltar los remaches de la ortodoncia a golpe de decibelio.

¡Señora! ¡Llévese a su churumbel a rellenar el cuaderno de las Vacaciones Santillana!

¿Y los padres? ¿Qué padre puede querer algo así para su hijo? Cuando les enfoca la cámara aparecen llorando, emocionados… “¡Ay mi hijo qué bien lo hace!” ¡Señora! ¡Llévese a su churumbel a rellenar el cuaderno de las Vacaciones Santillana! El niño tiene que saber sumar… ¡no posar! Luego que si la niña se mete en Gran Hermano, se hace gogó de Reggaeton o se enamora Paquirrín. Esos padres… ¡En el pecado llevan la penitencia!

La tele, amantísimas lectoras, se ha convertido en una fábrica de juguetes rotos. Una factoría de Macaulayculkins, Britneyspears, Mileycyrus, Websters, Punkybrewsters… ¡del niño de Médico de Familia! Paremos esta sinrazón. ¿Qué va a ser lo próximo? ¿Hasta dónde va a llegar esta locura junior en la tele?

Ya lo estoy viendo, que soy muy visionaria… Noticias TeleCinco Junior con el doble de Pedro Piqueras pero con 5 años: “Nos llegan espeluznantes imágenes del asalto a la tienda de pañales”. Equipito de Investigación, con Glorita Serra: “parece que en la clase de al lado se trama clandestinamente un gran mapa de España a punto de cruz”.

O lo más de lo más: ¡Qué tiempo por Vivir! con Teresita Campos: “A ver, bienvenida María Isabel… Vamos a repasar tu carrera discográfica!” ¿Que no? Espero que no lo vean mis ojos. Dejad que los niños se acerquen a mi, decía aquél… Yo soy más de ¡ay si viniera Herodes!