Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Por qué las marcas retiran ahora su publicidad de 'GH VIP' y no hace dos años

Algunos internautas acusan a estos anunciantes de no haber tomado medidas cuando se produjo la presunta violación en noviembre de 2017.

Carlota Prado (Mediaset).
Carlota Prado (Mediaset).
Juan M. Fdez
@juanmafdez
28.11.2019 | 20:24

Casi una treintena de anunciantes han decidido retirar su publicidad de GH VIP después de la presión de los internautas tras conocerse nuevos y graves acontecimientos sobre la presunta violación ocurrida en GH Revolution en 2017.

Muchas de las marcas han explicado que toman esta edición con motivo de las recientes noticias sobre los presuntos hechos acaecidos en aquella edición. Sin embargo, todavía hay quién se pregunta por qué han tomado la decisión ahora y no entonces. La clave está en los hechos que hemos conocido en las últimas semanas.

Hasta los huevos de no tener fecha para el juicio. Cero silenco. Cero miedo

Todo comenzó a finales del pasado julio cuando la propia Carlota Prado estalló en redes sociales. "Hasta los huevos de amenazas. Hasta los huevos de mensajes humillantes. Hasta los huevos de que las mujeres se traten entre mujeres como hienas. Hasta los huevos de que esta sociedad lo que predique sea callarse injusticias. Hasta los huevos de no tener fecha para el juicio. Hasta los huevos de la vida. Cero silencio. Cero miedo. Cero tolerancia. Cero".

Tras aquello, la joven rompía su silencio en una entrevista con El Confidencial en la que llegaba a acusar al programa de omisión de socorro. “Lo que hicieron se llama omisión de socorro. En 'GH' trabaja mucha gente y no entiendo cómo permitieron que pasara eso, cómo no hicieron nada". 

Después conoceríamos el auto de la jueza en el que consideraba que había indicios de abuso sexual o que el programa intentó silenciar el escándalo diciéndole que “por el bien de ambos, por José María y por ti, este tema no debe salir de aquí”. 

La gravedad de las imágenes

No obstante, lo que ha hecho explotar este asunto fue la publicación de unas imágenes por parte de El Confidencial y, con el permiso de la propia concursante, en el que se veía cómo el programa le había mostrado su presunta violación sin previo aviso ni ayuda psicológica.

Tal fue la gravedad de estas imagénes que Endemol Shine Group, la matriz a la que pertenece Zeppelin TV, tuvo que salir al paso con un comunicado en el que lamentaba que “la conversación en la que Carlota fue informada tuviese lugar en el confesionario”.

"La decisión de no informar a los concursantes del incidente, y por qué se le pidió a Carlota que no lo mencionase en aquel momento, fue entonces tomada por el equipo de la productora de buena fe, con el fin de proteger su privacidad y porque el incidente iba a ser notificado a la policía. Por motivos judiciales, respetamos el proceso legal en curso", decía. 

Mientras, la propia Zeppelin ha lamentado reconocido que fue un error la primera comunicación en el confesionario y le pide disculpas por ello" y ha anunciado que estudia reforzar la privacidad del confesionario en situaciones excepcionales, instaurar la política de cero alcohol y reforzar la atención a los concursantes durante y una vez que hayan abandonado la casa".