Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Es factible la vuelta de 'GH'? El juicio de Carlota será determinante

Mediaset España ha anunciado que está en conversaciones para rescatar la mítica marca

José María y Carlota
José María y Carlota
Juan M. Fdez
@juanmafdez
04.11.2020 | 16:48

Cuando está a punto de cumplirse un año de la histórica fuga de anunciantes de GH VIP después de las nuevas y reveladoras informaciones sobre la presunta violación de Carlota Prado en GH Revolution en 2017, Mediaset España ha revelado este miércoles que la marca Gran Hermano volverá a Telecinco en 2021.

"Creo que volverá el año que viene, pero volverá", ha dicho el responsable de Contenidos de Mediaset, Manuel Villanueva, tras la pregunta de BLUPER, en la rueda de prensa de presentación de la segunda edición de La Casa Fuerte.

"Será una edición con conocidos, con VIPs, pero no sabemos si en formato single o dúo. Lo que sí sabemos es que volverá, aunque tampoco cuando. 2021 es un año de Eurocopa, de Juegos Olímpicos... No sabemos a qué altura del año", ha añadido.

Rápidamente, los seguidores de Gran Hermano se han lanzado a las redes sociales a celebrar el regreso del formato convirtiéndolo en pocos minutos en uno de los temas del momento en redes sociales.

Sin embargo, no sólo la emisión de algún acontecimiento deportivo marcará la vuelta del mítico formato de telerrealidad. Y es que no hay que olvidar que si Mediaset ha decidido paralizar temporalmente el reality no es por otra razón que para guardarse las espaldas hasta que se resuelva el juicio de Carlota.

Un juicio sin fecha

A fecha de 5 de febrero, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Colmenar Viejo (Madrid) decretó la apertura del juicio oral contra José María López por el delito de abusos sexuales agravados a Carlota Prado Alonso. Sin embargo, la crisis provocada por el COVID, hizo que se demorara el juicio sine die.

De ahí que, hasta que no se resuelva esta asunto, Mediaset España no pueda poner en marcha la vuelta de GH ya que se estaría arriesgando a una nueva crisis de imagen si hay una sentencia condenatoria contra el acusado y/o la productora Zeppelin TV.

Hay que recordar que la Fiscalía ha requerido al acusado y a la entidad aseguradora, como responsables civiles directos, y a la productora Zeppelin Televisión, como responsable civil subsidiario, la fianza de 133.333 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias.

Asimismo, el representante del Ministerio Público reclama además al acusado, para el que solicita dos años y medios de prisión, una indemnización de 6.000 euros por los daños morales causados a la víctima, idéntica cantidad que a la productora del programa (Zeppelin) por los daños ocasionados a raíz de mostrarle a la víctima las imágenes grabadas del presunto abuso.

Sin un perdón público

Es preciso recordar que Mediaset España no forma parte ni ha sido llamada a declarar en este proceso. Sin embargo, su imagen pública si se ha visto seriamente perjudicada después de que en ningún momento haya pedido perdón a Carlota por los presuntos hechos ocurridos.

De hecho, en el comunicado mandado a los medios, el grupo parecía más preocupado por atacar a su rival Atresmedia, por sus anunciantes o por sacar pecho de la audiencia del programa. “Mediaset España se compromete a trabajar responsablemente para superar esta situación a la mayor brevedad posible, protegiendo uno de los programas preferidos por la audiencia española”, escribía demostrando una frialdad absoluta.

No ocurrió así con Zeppelin, que reconoció que fue un error cómo informó a Carlota sobre su presunta violación. "En relación al caso de la concursante Carlota, lamenta y reconoce que fue un error la primera comunicación en el confesionario y le pide disculpas por ello".

Meses después se supo además que había ofrecido a la joven 25.000 euros y "una oportunidad de desarrollo profesional". "La productora a través de su equipo legal le presentó al abogado de Carlota una propuesta de acuerdo extrajudicial que pretendía ofrecer facilidades y apoyo económico que ayudasen a la afectada en el proceso legal y en su recuperación psicológica, siempre bajo la premisa de buscar una solución lo menos lesiva para ella y tratar de asistirla en el largo proceso legal que queda todavía por delante. Lamentamos que Carlota lo haya interpretado de otra manera", explicaron entonces desde la productora.