Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'Gran Hermano 16', la edición que reivindicó la confianza en el formato

Suso en su regreso a la casa de 'Gran Hermano 16' el pasado jueves (Raúl Bachiller)
Jose Álvarez
@josealvarezc
23.12.2015 | 05:00

Gran Hermano cierra una de las ediciones más importantes de su trayectoria. Después de 16 años, es normal tener en mente que algún año pueda ser el último, y más teniendo en cuenta que Telecinco tiene en su haber varios formatos de telerrealidad con giros como que los que convivan sean los famosos.

En este sentido, GH16 contaba con un reto añadido. No solo alcanzaba un número especialmente alto en número de ediciones sino que venía tras el exitoso regreso de su versión VIP a principios de año. La gente podría haber preferido que en Guadalix de la Sierra solo convivieran famosos, pero ha sido todo lo contrario.

La última edición ha demostrado que el reality por excelencia con convivencia pura y dura de anónimos sea de nuevo un gran éxito de audiencia. Y no solo eso, sino que las tramas que se han creado en la casa han demostrado que todavía le queda mucha vida por delante.

'GH15' dio un paso en la confianza del formato, pero 'GH16' ha sido el que la ha afianzado

Después del decepcionante GH14, la edición número 15 dio un paso adelante en lo que audiencias se refiere y volvió a dar un respiro al formato. Pero no ha sido hasta GH16 cuando se ha demostrado que pueden volver a pasar historias que nunca han ocurrido, como la de Aritz y Han, y seguir con vida durante otros 16 años más.

La audiencia también ha respaldado esta última edición. El concurso acumula un promedio del 23,2% de share y 2.846.000 espectadores en sus galas, convirtiéndose en la edición más competitiva desde GH 11, en la temporada 2009/2010; y en la más vista desde GH 12+1, en la temporada 2011/2012.

GH16 ha servido para entretener al espectador de Telecinco durante tres meses pero, vista en perspectiva, ha sido mucho más. Ha sido una reivindicación del formato original, sin famosos, sin islas, granjas, cocinas o viajes.

'GH16' ha sido una reivindicación del formato original, sin famosos, islas, granjas, cocinas o viajes

Un programa así sigue siendo necesario en medio de la moda de los famosos. De aquí han surgido nombres que alimentan y seguirán alimentando durante meses (o años los que más suerte tengan) la parrilla de Telecinco. Maite no es flor de un día, como tampoco lo va a ser Suso.

Sálvame se aprovechará de ellos, como también lo harán otros realities como Gran Hermano VIP o Supervivientes en futuras ediciones. Pero mucho más importante: han servido para insuflarle esperanza de vida a un formato que hace unos años muchos veían con muy poco futuro por delante. GH17 llegará, si no hay cambios, en otoño de 2016. Y muy probablemente no sea la última edición.