Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

El gran drama detrás de 'Glee': de Cory Monteith a Mark Salling

Fue uno de los grandes éxitos de FOX y ha terminado reducido a polémicas.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
31.01.2018 | 09:58

Glee se convirtió en todo un fenómeno de masas. Estrenada en primavera de 2009 con un único episodio, después llegaría como el gran estreno de FOX en otoño. La serie musical fue mejorando sus resultados de audiencia, llegado a alcanzar los 11 millones de espectadores en su primer año. En aquel momento no sabían el drama que llegaría.

Creada por Ryan Murphy (American Horror Story, Feud) la serie musical de FOX lo tenía todo para convertirse en una serie generacional que marca una época. Además de tener muy buenos datos en televisión, consiguió tener un gran éxito en la venta de su música y revolucionó el marcado discográfico. Todos los artistas querían que sus temas se cantaran en Glee.

Los actores que aparecían en la serie se convirtieron en estrellas. Lea Michele y Cory Monteith, protagonistas de la serie, confirmaban su historia de amor detrás de las cámaras. Un dato más que hizo que los fans siguiesen las tramas de esta serie como si de la vida real se tratara.

Glee tuvo una gran gira musical mientras los jóvenes se hacían más adultos. Sus audiencias no hacían otra cosa que subir, superando los 12 millones de espectadores semanalmente. Además, FOX elegía a la serie como el programa que se emitiría después de la Super Bowl, con el empujón que ello supone. Aquel episodio, en febrero de 2011, mantuvo más de 26 millones de espectadores.

Pero la fama pudo con ellos y empezaron los problemas. Discusiones en plató, problemas de ego con los protagonistas que obligaban a la salida de algunos actores del set de rodaje por mala relación entre ellos. 

La muerte de Cory Monteith rompió la magia creada por Glee

El gran golpe para la serie llegaría en 2013. Dejando en shock a todo Hollywood, Cory Monteith aparecía muerto en la habitación de un hotel a causa de una sobredosis. Aquel día se rompió la magia de Glee, una serie adolescente que enseñaba a los jóvenes a disfrutar de una vida saludable. 

Glee intentó reponerse a aquel golpe con nuevas tramas, dedicándole incluso un episodio al actor en octubre de 2017 que consiguió hacer subir las ya bajas audiencias a los 7 millones de espectadores.Glee ya estaba tocada y hundida. A partir de ese momento sólo pudo intentar sobrevivir el mayor tiempo posible. 

Nadie imaginaba que un nuevo golpe terminaría con la ficción. Mark Salling era arrestado por posesión de pornografía infantil después de haber encontrado miles de fotos en su ordenador y después de que su novia le denunciase por una agresión sexual. El golpe final a Glee que terminó oscureciendo el gran éxito que había tenido esta serie. 

FOX concedió una última temporada a la serie de 13 episodios que se emitió en 2015. La serie se despidió por la puerta de atrás, con un casting muy renovado, y con apenas 2,5 millones de espectadores, muy lejos de los datos alcanzados por esta serie que marcó a un gran grupo de personas.