Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

No, 'Operación Triunfo' no es viable en el presente sin una televisión

RTVE piensa con mucha calma si le interesa renovar un formato ha rejuvenecido su audiencia

 Manu Quero (Youtube), Tinet Rubira (Gestmusic), Justine Ryst (Youtube) e Ignacio Gómez (RTVE)
Manu Quero (Youtube), Tinet Rubira (Gestmusic), Justine Ryst (Youtube) e Ignacio Gómez (RTVE)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
15.06.2020 | 12:55

Después de que, al contrario de lo que sucediera en años anteriores, ni directivos de RTVE ni de Gestmusic estuvieran en la rueda de prensa del ganador de OT 2020, el máximo responsable de la productora catalana, Tinet Rubira, ha concedido una serie de entrevistas en los medios en las que ha hablado sobre el futuro del talent show. 

A 3 euros al mes, con 1.160.000 suscriptores, ya tendría para hacerlo y me sobra

Entrevistas todas en las que el mensaje parecía bastante claro: Operación Triunfo podría ser viable en un futuro próximo gracias a una plataforma digital y sin tener que pasar por una televisión lineal. “Esto es hipotético: si a los 1.160.000 suscriptores que tenemos en el canal de YouTube les propusiera hacer OT a cambio de tres meses, a 3 euros al mes... Ya tengo para hacerlo y me sobra”, decía el directivo. 

Unas declaraciones que, como no podía ser de otra forma, han generado multitud de comentarios en redes sociales y que han hecho preguntarse principalmente a los fans del concurso si es posible lo que dice Rubira.

Y es que no hay que olvidar que hace escasamente dos años el directivo explicó que “sólo con un éxito digital no se puede renovar Operación Triunfo. Vale demasiado dinero -concretamente 10 millones la edición-. Operación Triunfo es un proyecto muy grande. Ojalá en el futuro podamos hacer proyectos sólo digitales, pero de momento no”.

Un riesgo mayor

¿Tanto ha cambiado el mercado en dos años? Sí y no. Por una parte, es cierto que el mercado publicitario digital está madurando. De hecho, el entorno digital ha dado el sorpasso y acapara ya el 38% de la inversión publicitaria, superando a la televisión.

Sin embargo, un programa de 10 millones de euros sigue siendo un proyecto caro y, sobre todo, arriesgado, para que no tenga una televisión detrás, y que obligaría a cambiar el modelo de trabajo de la propia productora. 

Con la inversión de una cadena, Gestmusic trabaja sobre seguro. No existen, a priori, grandes riesgos. TVE paga, Gestmusic ejecuta. Y todo eso por no hablar de la cobertura mediática que consigue el formato por el simple hecho de emitirse en la cadena que vio nacer al formato.

Todo cambiaría, sin embargo, con este nuevo modelo. Resulta difícil pensar que una asociación entre discográficas y grandes marcas vayan a invertir tal cantidad de dinero en el programa sin una seguridad en el retorno ya no sólo económico, sino de cobertura.

Por tanto, todo hace pensar que la propia productora también tendría que arriesgar e invertir su propio dinero con la esperanza de recuperarlo a través de esas suscripciones de a tres euros al mes o nueve euros por tres meses.

Sin embargo, teniendo en cuenta la oferta actual de plataformas de streaming, ¿quién te asegura que el público de 13 a 24 años va a gastar tres euros al mes cuando servicios como ATRESplayer o Mitele están en 300.000 y 130.000 suscriptores con un catálogo más amplio?

La pelota en el tejado de TVE

Rubira es consciente de ello y por ello matiza que “ahora no es posible porque, entre la crisis del coronavirus y el mercado publicitario, sería difícil. Pero si no hubiese pasado esta pandemia, esto estaba más cerca que lejos”.

Entonces, ¿por qué estas declaraciones? La clave la encontramos en la renovación del formato. La pelota está ahora en el tejado de TVE, que tiene que pensar con calma si le interesa seguir adelante con este formato, y afirmaciones así buscan presionar de cierta manera a la televisión pública.

¿Lo conseguirá? Sólo el tiempo lo dirá. Lo que sí está claro es que la cadena tiene motivos para seguir adelante con este formato que ya ha significado un punto de inflexión en cómo debe ser la estrategia de la radiotelevisión pública no ya del futuro, sino del presente.

No obstante, sí tendrá que pensar mucho cómo trabajar para que el público de OT no sólo se identique con esa marca o con Gestmusic sino también con la propia RTVE. Y todo eso por no hablar de cómo complementar esa oferta para que ese público se quede.