Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

La generación millenial, el tesoro de ‘OT 2018’ que se empieza a tambalear

El programa pierde seguimiento en la generación más joven, su gran apoyo.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
10.10.2018 | 12:36

Operación triunfo 2018 ha conseguido algo que muy pocos programas de televisión logran: que los jóvenes se enganchen (de nuevo) a la televisión tradicional. Ellos fueron la base de la edición que triunfó y arrasó de forma mediática el año pasado y ellos serían los pilares que mantendrían en pie una segunda edición. Y estos remates parece que están empezando a perder fuerza de sujeción. 

OT 2017 se despidió en su final con unos datos abrumadores. Su gala de despedida consiguió un 51,3% de cuota de pantalla entre los espectadores de 13 a 24 años. Son datos que suele huelen producciones como La que se avecina. Y parecía que OT 2018 heredaría este arrastre gracias a su tirón mediático.

Así lo fue, para alegría de TVE. La primera gala de OT 2018 consiguió un impresionante 42% de cuota de pantalla en esta misma franja de edad. Un target muy valorado y que hace de OT un gran fenómeno de masas que resuena muy fuerte en redes sociales. Sin embargo, con el paso de las semanas esta misma generación ha empezado a perder interés en el talent show demasiado rápido.

Las audiencias de OT 2018 cayeron a su peor resultado el miércoles pasada en una gala muy criticada por gran parte de la audiencia en redes sociales. El programa bajó a un 15,8% de cuota de pantalla en su tercera gala y eso es en parte por la baja que ha habido en el público más joven. 

De quel 42% de cuota de pantalla conseguido entre los jóvenes en la gala de estreno, Operación triunfo ha bajado a un 30,4% de cuota. Es una bajada de casi 12 puntos en dos semanas muy notable, que hace tambalear la fuerte masa de fans que tiene este programa en un sector muy importante de la sociedad.

La fuerza mediática con la que actuaba OT 2017 a estas alturas del programa era inmensamente mayor que la que colea OT 2018

Más allá de las audiencias que el programa mantiene a nivel tradicional, en las galas de los miércoles, el talent show está perdiendo fuerza a nivel mediático. Y es que la fuerza con la que actuaba OT 2017 a estas alturas del programa era inmensamente mayor que la que colea OT 2018. La gala 3 de la edición anterior trajo aquel mágico City of stars de Amaia y Alfred, mientras que la gala 3 de este OT 2018 ha sido un no parar de críticas.

Operación triunfo sigue siendo un claro reflejo de los jóvenes. Ha sabido perfectamente adaptarse a su lenguaje, a su forma de andar y de moverse. Su idioma en las redes sociales, de hecho, es difícil de seguir cuando uno no pertenece a la llamada generación millenial. OT es un programa protagonizado por jóvenes y hecho para los jóvenes. Por eso no se puede permitir cojear en esta generación en cuanto a su audiencia tradicional.

Más allá de eso, OT 2018 tiene otras formas de consumo que se tienen muy en cuenta. Sigue acumulando hasta 100.000 visitas en los directos de YouTube en ocasiones especiales, arrasa en cuanto a comentarios en las redes sociales y los concursantes son estrellas en las redes sociales. ¿Le valdría a TVE estos datos para catalogar OT 2018 de éxito y renovar el programa de cara al año que viene?