Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Comienza una nueva era en ‘MasterChef’: su último día con presentador

Esta noche será el último día que Eva González se ponga al frente del talent de cocina.

Eva González junto al jurado de 'MasterChef'.
Eva González junto al jurado de 'MasterChef'.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
13.01.2019 | 12:21

La sexta edición MasterChef Junior llega esta noche a su final a partir de las 22.05 horas en La 1. Y lo hará con la despedida ‘silenciosa’ de su presentadora Eva González tras casi seis años al frente del formato.

Y decimos ‘silenciosa’, a pesar de su divulgadísimo fichaje por Antena 3 para presentar La Voz, porque cuando esta noche se apaguen los fogones del programa, la sevillana no se despedirá para siempre de su audiencia.

Y es que precisamente González no comunicó su marcha del talent show de cocina hasta que no había grabado su final a mediados de octubre. De ahí que en pantalla no dedique unas palabras a los que han sido sus fieles espectadores desde 2013.

“Tanto mi sensación en TVE como en Shine Iberia es que tenga suerte, que me lo merezco. Todo han sido buenas palabras y deseos. Creo que no se ha enfadado nadie”, explicaba entonces a los medios minutos después de conocerse su fichaje.

“No es un trago fácil, no te voy a engañar. El vínculo es muy grande. Masterchef es un programa que te hace estar muchas horas juntos, viajamos juntos, dormimos juntos, comemos juntos... Hemos creado una familia y por la parte personal te cuesta mucho”, añadía.

Un hueco que no se cubrirá

Su marcha, no obstante, ha sido aprovechada por la cadena y la productora para que el formato deje de tener presentador. De esta forma, esta noche será la última vez que el programa cuente con un maestro de ceremonias.

Más parecido a su versión internacional, será el propio jurado el que presente las pruebas, pare el cronómetro y explique a los concursantes lo que hay que hacer. Este sistema es el que se utiliza en la mayoría de países en los que se ha adaptado el formato.

De hecho, que desaparezca la figura del presentador en MasterChef puede servir para que el programa dure bastante menos a partir de la próxima edición, algo de lo que se viene quejando el público desde hace varias temporadas.