Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Las falsas renovaciones de Netflix: la percepción de éxito de la compañía

La plataforma parece que renueva todo, cuando realmente son segundas partes de sus temporadas.

'Élite' (Netflix)
'Élite' (Netflix)
Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
24.10.2018 | 14:34

Pocas, muy pocas, series de Netflix se han quedado sin tener una segunda temporada. Y eso es porque la plataforma ya tiene planificada esta segunda ronda de episodios antes de que se estrene la primera, sin importar mucho el resultado de visualizaciones que haya por el camino. Es una forma de dejar claro que todas sus producciones son un éxito de cara a la galería.

Élite se estrenaba el pasado 5 de octubre. Apenas dos semanas, después, Netflix anunciaba que la serie tendría una segunda temporada el próximo año. Nadie engaña, pero los tiempos elegidos por Netflix para hacer el anuncio son claves a la hora de valorar este nuevo título de ficción como un éxito.

La serie española estaba renovada bastante tiempo antes de haber estrenado la primera temporada. Sin embargo, esperarse a hacer el anuncio hasta después de su estreno es una forma de hacer ver a los espectadores que Élite ha sido tan vista en la plataforma que ha habido que renovarla por una segunda temporada. Se trata de vender como un éxito lo que para la plataforma sólo ha sido un mero trámite. 

No es el único caso español que hemos visto en la plataforma. Las chicas del cable tendrá una cuarta temporada en 2019. Se anunciaba el pasado mes de septiembre, apenas unas semanas después del estreno de la tercera. Sin embargo, realmente se trata de una renovación que se sabía con antelación. 

La estrategia que tiene Netflix en estos casos es firmar temporadas de 16 episodios. Sin embargo, después son emitidos de ocho en ocho, de tal forma que los espectadores lo ven como una primera y segunda temporada de la serie. De esta forma, el público ya se toma como un gran éxito que la ficción haya sido renovada. Por lo tanto, la cuarta temporada de Las chicas del cable no es más que la segunda parte de una segunda temporada.

Una estrategia internacional

Fuera de nuestras fronteras también se hace. Y es que, a nivel internacional, Netflix quiere hacer ver que casi todas sus producciones son un gran éxito de visitas y reproducciones en la plataforma. Y la mejor manera de hacerlo es anunciar una renovación que, en realidad, ya estaba confirmada para ellos desde hace mucho tiempo. 

A lo largo de la historia de la plataforma, han sido muy pocos los casos de series que se han quedado sin una segunda temporada. Es una forma de decir que ninguna de sus producciones en un fracaso. Netflix no da datos de visualizaciones de sus series y no hace públicos los resultados de sus producciones, por lo que todo se basa en la imagen que tenemos de la marca. De esta forma, afirmar que una producción ha sido renovada da cierta imagen de respaldo.

Como hemos visto en la televisión en abierto, que una serie de televisión arrase de forma mediática y en redes sociales no quiere decir que sea un éxito de visualizaciones. En nuestro país tenemos el caso de El ministerio del tiempo, una revolución social que después no tenía tanto eco en audiencia tradicional. Sin embargo, en el caso de Netflix jamás podremos saber cuándo se da un caso de este tipo. 

El último caso en sumarse a estas “falsas renovaciones” es el de La casa de papel. La serie ha anunciado una tercera temporada en la plataforma. Nada se ha dicho de puertas para fuera sobre una posible cuarta temporada. Sin embargo, la serie ya está renovada y así lo ha anunciado uno de sus actores. Seguramente, Netflix se espere al estreno de esta tercera tanda de episodios para hacer el anuncio oficial y que todo huela a éxito, lo que realmente importa en la compañía que se basa en la percepción que todos tenemos de ella.