Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Las otras veces que Eurovisión pudo ser cancelado o fue retrasado

Por primera vez en 65 años, la UER ha tenido que cancelar el eurofestival por la crisis sanitaria

El ganador de Eurovisión 2019, Duncan Laurence.
El ganador de Eurovisión 2019, Duncan Laurence.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
16.05.2020 | 09:07

A pesar de que la OMS había declarado el coronavirus oficialmente como pandemia a primeros de marzo y de la grave crisis sanitaria que asola a Europa, especialmente a Italia y España, la Unión Europea de Radiodifusión se resistía a cancelar la celebración del Festival de Eurovisión, que tendría que celebrarse los días 12, 14 y 16 de mayo en Róterdam (Países Bajos), debido a la crisis del coronavirus.

Sin embargo, la dura decisión llegaba el pasado 18 de marzo: Eurovisión quedaba pospuesto a 2021 y en su lugar se "exploraría una programación alternativa para ayudar a unir y entretener al públido de toda Europa durante estos tiempos difíciles".

Eurovisión, ¿una frivolidad o la mejor idea para unir a una Europa en crisis?

Esta programación alternativa se trata de Eurovisión: Europe Shine A Light, un programa especial que emitirá esta noche todas las televisines europeas y en el que se honrará a los 41 artistas que tenían que luchar por el micrófono de cristal. Este nombre hace honor a la canción ganadora de 1997, 'Love Shine A Light', de Katrina & The Waves.

Pero, ¿ha pasado algo similar en los 65 años de un Festival que precisamente nació para reunir a los pueblos europeos tras la posguerra? Sólo hay que acudir a la hemeroteca para encontrar algún que otro caso de posible cancelación o aplazamiento del festival y para los que se encontraron diversas soluciones.

Londres - 1963

La primera vez que peligró la celebración de Eurovisión fue en 1963. Entonces, los tres primeros clasificados declinaron celebrar el festival: Francia, que había ganado el año anterior, por haberlo albergado dos veces en los cuatro años anteriores (1959 y 1961), Mónaco por falta de infraestructura y Luxemburgo por haberlo albergado en 1962.

Finalmente, la UER ofreció la organización a Reino Unido, que optó porque las canciones fueran interpretadas en un estudio, mientras que el público estaba situado en otro. De ahí que las actuaciones parezcan videoclips y muchos pensaran que estaban pregrabadas. 

Aquel festival lo ganaría Dinamarca con el dúo formado por Grethe & Jørgen Ingmann y la canción ‘Dansevise’. España quedaría en la duodécima posición con dos puntos con José Guardiola y la canción ‘Algo prodigioso’.

Londres - 1977 

La siguiente vez que Eurovisión estuvo a punto de no celebrarse fue en 1977 y precisamente cuando el país que tenía que acoger el certamen era Reino Unido tras haber ganado el año anterior con el grupo Brotherhood of Man y la canción 'Save your kisses for me'. Las razones fueron, sin embargo, distintas: una huelga de cámaras y técnicos en la BBC, la televisión organizadora. 

Esto hizo que Reino Unido se retirara temporalmente del festival, que finalmente se retrasara cinco semanas pasando de celebrarse del 2 de abril al 7 de mayo, y que no hubiera las habituales postales de presentación de los países. 

El Festival lo ganaría Francia con Marie Myriam y su ‘L’oiseau et l’enfant’, mientras que España alcanzaría un puesto nueve con Micky y su ‘Enséñame a cantar’. A destacar la última posición de Suecia con el homenaje del grupo Forbes a los Beatles.

La Haya - 1980

Tres años después, ya en 1980, varios países se negaron a acoger el Festival al igual que ocurriera en 1963. Así, tras la negativa de Israel, España (Torremolinos se ofreció como sede) y Reino Unido, la televisión holandesa NOS se ofreció a organizar el certamen.

Casi sin tiempo para organizarlo, la misma televisión que ahora le toca acoger Eurovisión, optó por aprovechar la infraestructura del festival de 1976 celebrado en La Haya y lo celebró en el Centro de Congresos.

Irlanda ganaría por segunda vez con Johnny Logan y ‘What’s another year?’, que después volvería a ganar como cantante en 1987 con ‘Hold me now’ y como compositor en 1992 con ‘Why me?’. Por su parte, España quedaría en el puesto 12 con Trigo Limpio y la canción ‘Quédate esta noche’.

A destacar como anécdota que aquel año se produjo la primera y única participación de Marruecos aprovechando la ausencia de Israel. Curiosamente, en 1980 Túnez declinó participar por la presencia del estado judío. 

Roma - 1991

La última vez que la celebración Eurovisión corrió peligro fue en 1991 por algo mucho más serio: las tensiones en Yugoslavia que desembocaron en la Guerra de los Balcanes, y la Guerra del Golfo. 

En un principio, Italia, que había ganado el año anterior con Toto Cotugno con 'Insieme: 1992', decidió que el festival se celebrara en San Remo, la ciudad donde se celebra el popular certamen de la canción y que sirvió de inspiración para el propio Eurovisión.

Sin embargo, a última hora la RAI decidió trasladar el evento a los míticos estudios de Cinecittà en Roma por seguridad, lo que hizo que la organización pareciera realmente improvisada. 

Aquel festival sería recordado por ser la segunda vez en la que se producía un empate por la victoria. Suecia y Francia obtuvieron ambas 146, pero los primeros consiguieron la victoria gracias a que Carola y su Fångad av en stormvind obtuvieron más dieces que su rival. Por su parte, España volvía al top 5 gracias a Sergio Dalma y su 'Bailar pegados', que alcanzó el cuarto puesto con 119 puntos.