Cabeceras especiales

Cabecera

EUROVISION

El escenario de Eurovisión, un aliado para la puesta en escena de Alfred y Amaia

La eliminación de las pantallas LED favorece aquellas propuestas más intimistas

La australiana Jessica Mauboy.
La australiana Jessica Mauboy.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
02.05.2018 | 13:26

RTVE no tiene excusa este año en el Festival de Eurovisión para firmar una gran puesta en escena para Alfred y Amaia. Y es que el escenario del Altice Arena de Lisboa será, sin ninguna duda, una gran aliado para la candidatura española.

Siguiendo la idea de la actuación intimista de Salvador Sobral, la RTP portuguesa decidió retirar las pantallas LED del escenario y, en su lugar, darle un rol especial a las luces para así transmitir una sensación teatral.

Estos días, como está comprobando BLUPER en vivo, el escenario se antoja como un enorme amasijo de hierros y luces que obliga a los países a tener que utilizar planos cortos para que los cantantes no parezcan abandonados o empequeñecidos.

Hay países como Malta o Suecia que, para solventar estos problemas, han decidido llevar a Lisboa sus propias pantallas LED para así dar fuerza a sus propuestas, e incluso Rusia ha convertido a su cantante en una montaña. Otros como Australia, en el que su punto fuerte es el carisma de su cantante Jessica Mauboy, se nota cómo pierde fuerza cuando no la vemos en primer plano.

Por todo ello España, que lleva una propuesta intimista, debería aprovechar al máximo este hecho para llevar a cabo un puesta en escena que se centre en Alfred y Amaia y así contar su historia de amor a Europa. Y lo mismo ocurrirá con Francia, que durante los últimos días ha ido subiendo en las casas de apuestas hasta el segundo lugar.

¿Utilizarán Alfred y Amaia los puentes que existen para ir caminando y así unirse en el centro? El resultado podrá verse el próximo viernes cuando la pareja ensaye por primera vez en el Altice Arena. Sin embargo, al ser a puerta cerrada, sólo la prensa acreditada en Lisboa podrá ver el ensayo con realización. Los españoles tendrán que esperar al domingo para ver si la puesta en escena suma o resta a la candidatura española. Será entonces el momento para ver si España opta a colarse dentro de los 10 primeros o, por el contrario, acaba entre los 10 últimos.