Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

¿Qué fiabilidad tienen las casas de apuestas en Eurovisión?¿Cuánto aciertan?

Holanda cuenta con un 47% de probabilidades de ganar. España parece abocada a una mala posición.

Miki en Eurovisión.
Miki en Eurovisión.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
18.05.2019 | 09:42

Desde que empiezan a salir las primeras canciones candidatas a representar a sus países en el Festival de Eurovisión, los eurofans acuden en masa a las casas de apuestas para comprobar las opciones de triunfo de sus favoritos. Pero, ¿qué fiabilidad tienen? ¿Suelen acertar?

“Pues nuestro ‘mercados especiales’, que así es como llamamos en Betfair a este tipo de apuestas, arrancaron en mayo de 2012. Entonces ofrecimos una modesta opción de hacer apuestas sobre Eurovisión y el primer favorito que salió de aquella edición fue Suecia. Se pagaba la victoria a 2,10€ por euro apostado. Y finalmente ganó Suecia con Loreen y Euphoria, que ha sido una de las canciones más sonadas de los últimos años”, explica a BLUPER, Elisa Miguel, country manager de Betfair en España.

Eurovisión, por su formato, no es que sea un evento que dé lugar para grandes sorpresas

Un acierto que volvió a repetirse en 2013 con la victoria de Emilie de Forest por Dinamarca y hasta en cuatro de las últimas seis ediciones. “Sinceramente, Eurovisión, por su formato, no es que sea un evento que dé lugar para grandes sorpresas. Casi siempre los ganadores, si no han sido el favorito, han estado muy, muy cerca de serlo en las apuestas”, comenta.

No lo haría, sin embargo, en 2014 con la victoria de Conchita Wurst. “El caso más llamativo fue quizá el de Austria en 2014 con Conchita Wurst, cuando ganó con ‘Rise Like a Phoenix’. Justo antes del concurso su triunfo se pagaba a 4.30€ por euro apostado. No era el más destaacdo, pero tampoco era una cuota muy elevada y, por lo tanto, improbable. Esto nos demuestra que el mercado de apuestas casi siempre lleva razón, casi siempre nos indica más o menos por dónde van a ir los tiros del concurso”, explica.

Aunque para llamativo fue el caso de la española Barei en 2016. Siempre muy abajo en las casas de apuestas, la intérprete de Say yay! consiguió alcanzar el puesto 3 antes de las votaciones. ¿Qué pasó entonces?

“Las apuestas nos hablan de favoritismos, pero también mesuran, en cierta, forma el grado favoritismo que tienen los candidatos. Por ejemplo, no es igual que un cantante sea favorito con una cuota de 1.20€ por euro apostado, a que lo sea con una cuota de 4€ por euro apostado. Cuanto más baja sea la cuota, más opciones tiene de ganar. Este año Australia se ha llegado a colocar tercera en las apuestas, pero con una cuota de 8€ por euro apostado. Es decir, los apostantes sitúan a Kate Miller-Heidke como la tercera en el escalafón, pero con una cuota tan alta, están indicando que cualquier cosa puede pasar. Algo parecido le sucedió seguramente a Barei en aquel año”, argumenta Miguel.  

Las opciones de España

Pero, ¿cuáles son las opciones de España? “Según las cuotas, Miki tendría que ser ligeramente optimista; ganar parece ahora mismo imposible. De hecho, la cuota de España ha ido disminuyendo y ahora está en uno de sus momentos intermedios. Si alguien apuesta por ‘La venda’, y Miki finalmente gana el concurso, se llevaría 100€ por euro apostado. Es decir, parece un milagro que gane.

Es más probable que VOX gane las Elecciones Europeas que Miki gane Eurovisión

“Como comparativa, ya que éstas siempre llaman la atención, podemos ver que, según nuestras apuestas en Betfair, es más probable que Javier Bardem sea el próximo James Bond, que VOX gane las Elecciones Europeas o que Mourinho vuelva al Barcelona a que Miki gane Eurovisión”, explica.

No obstante, hay una apuesta optimista. “Tenemos un ‘mercado’ sobre qué países terminarán entre los 10 primeros y que España se sitúe en ese ‘Top 10’ se pagaría a 3€ por euro apostado. Esto sí que no parece muy descabellado y, por lo tanto, es una opción positiva para Miki”.

De lo que sí se ha librado España este año es que apueste porque quede último. “Quien quedará en último lugar, es de los mercados más clásicos. Alemania tiene, según los apostantes, todas las papeletas para acabar como farolillo rojo. Que finalice en última posición se paga a sólo 1.65€ por euro apostado. Le siguen Reino Unido y San Marino. Ahí también aparece España, pero con pocas posibilidades de que acabe última, ya que se paga a 18€ por euro apostado”.