Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

Noemí Galera: "No se llama 'Operación Triunfo' de 16 concursantes"

El talent show regresa este domingo a La 1 con una edición completamente renovada

Noemí Galera (TVE)
Noemí Galera (TVE)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
11.01.2020 | 08:48

A pesar de llamarse Operación Triunfo, tan importante es preparar a sus concursantes para el triunfo como para el fracaso. Eso es algo que tiene claro la directora de la Academia, Noemí Galera. "No tiene nada de malo el fracaso. Y cuando tú fracasas, aprendes", explica durante la presentación del formato a la prensa. "¿Qué es una carrera musical? ¿Que sea número uno en ventas? También se puede trabajar en la música de muchas formas", añade.

Con esta filosofía, la catalana vuelve a ponerse al frente de la Academia más famosa de la televisión, a partir de este domingo a las 22:00 horas, en una edición completamente renovada en el que se eleva la exigencia y las galas estarán más tensionadas debido a cambios en la mecánica. A partir de ahora, todos podrán ser nominados... incluso el favorito.

¿Estáis preparados para la vuelta?

Nos ha ido muy bien este descanso para descansar, para ver las cosas con distancias y para saber en qué podíamos mejorar. Es una edición que va a ser muy chula. No sé si el casting es el mejor de todas las ediciones, ojalá sea así, pero creo que están más preparados que nunca. Hay mucho músico. Casi todos tocan instrumentos. Eso está muy bien para que pongan la semilla en la Academia y sus carreras discográficas en el caso de que las tengan nace ahí mismo. 

Creo que es la edición que son menos de revista. No son treinta personas prototipo de modelo de Zara

¿Estáis este año más relajados en cuento a presión?

Yo creo que sí. Sobre todo no venimos cansados. No nos dio tiempo de respirar que ya estábamos metida en otra edición y con todas las polémicas que tuvo la edición. Que luego cuando se acaba, con la distancia, ves que tampoco fue para tanto. Me quedo con el subidón del reencuentro con los profesores y creo que eso se retransmitirá en el programa. 

Cuando salió la fotografía de los 30 se criticó un poco la imagen de perfección...

Pero, ¿por qué? Se decía que todos eran guapísimos, de revista... Pues yo creo que es la edición que son menos de revista. Cada uno ha venido como es, natural y menos producidos que en otras ocasiones.

¿Te entran por los ojos por el físico?

No. Está variado. Hay de todo. Cada uno es de su padre y de su madre. No son treinta personas prototipo de modelo de Zara.

Se dice que en esta edición hay más músicos que nunca, pero en las anteriores ya había...

Pero, en este caso, es más general. También hicimos un llamamiento y, quizá personas que no se habrían presentado en otras ocasiones, sabiendo que aquí se va a potenciar más la composición e incluso estrenaremos algún tema suyo, se han animado. Ha dado la casualidad de que casi todos tocan un instrumento o se han formado.

Ahora vivo más tranquila. Es menos agradecido ser jurado que directora

En el vídeo había un concursante que decía que tenía discapacidad auditiva. ¿Es un intento de que la Academia sea más inclusiva?

No, no. Le pusimos la pegatina y ella no dijo nada. Nos gusta y está en los 30.

¿Te acuerdas de cuando eras jurado?

Claro que me acuerdo. Es una jodienda muy gorda. 

¿Ahora vives más tranquila?

Mucho más. Trabajo más intensamente porque vengo cada día a la Academia y son tres meses prácticamente sin descanso. Es más agotador, pero mucho más agradecido. 

¿Crees que la industria está preparada para otras dieciséis carreras musicales?

Si lo que les enseñamos, gusta, sí. Pero, ¿qué es una carrera musical? ¿Que sea número uno en ventas? También se puede trabajar en la música de muchas formas. Vega es compositora básicamente y vive de eso. Hay tantas maneras. La industria musical tiene muchas vertientes.

¿Qué es el triunfo? Poesía eres tú. Triunfo es ser feliz con tu trabajo.

Poniendo como ejemplo el formato que fue cancelado en 2011 y luego volvió renovado, ¿qué tiene de malo el fracaso?

No tiene nada de malo. Y cuando tú fracasas, aprendes. El otro día un amigo me preguntaba si estaba nerviosa. Sí, lo estoy, pero sólo pido aprender de los errores y tener sentido común. A veces pasan las cosas tan rápido en la Academia, que esperas no perder la perspectiva. 

En la edición pasada tuvieron que cancelar conciertos y el programa se llama Operación Triunfo. ¿Cómo se les prepara entonces para el fracaso?

¿Tú crees que Miki no ha triunfado? ¿Alba Reche? ¿Natalia? No se llama Operación Triunfo de 16 concursantes. Se llama Operación Triunfo. ¿Qué es el triunfo? Poesía eres tú. Triunfo es ser feliz con tu trabajo. Ellos se tienen que centrar en estos tres meses. 

¿Qué has aprendido de la edición anterior?

A no precipitarse, a dejarlos a ellos respirar porque a veces los hemos sobreprotegido. Hay que dejarles ser ellos mismo.

¿Habéis concienciado a los nuevos de que están encerrados?

No porque ellos son mayores y saben dónde van. Nadie les está engañando.  

Que iban a poner competencia es lo normal. Ya lo esperábamos

¿Te preocupan los datos de audiencia?

Que iban a poner competencia es lo normal. Ya lo esperábamos. Hay público para todo. 

Pero, ¿no te afecta el dato de audiencia?

Sí que te afecta. Porque dices: 'Esta gala está quedando de puta madre.Mañana haremos un 19%'. Y luego resulta que no. Pero vamos a intentar hacerlo lo mejor posible y si sale bien, estupendo. 

¿Qué te parece que vayáis en domingo?

¿Sabes qué pasa? Que a mí en domingo me viene estupendo. Los sábados y los domingos hay ensayos y por las mañanas no hay tanto movimiento de profesorado. Con lo cual yo podré estar con mis hijos. 

Es un alivio no tener que hacer la selección de Eurovisión

¿Algo para evitar el quemazón por las polémicas?

Cuando comienza la gala me desinstalo el Twitter del móvil. Lo tendré en el despacho porque me interesa saber que opinan los fans y la prensa. Pero me mataba los trayectos de mi casa a aquí y estabas todo el día mirando. Y es lo de siempre: puedes mirar 200 mensajes positivos, que como haya uno negativo te quedas con éste. Y no quiero entrar en ese juego.

¿Ha sido un alivio no tener que hacer la selección de Eurovisión?

Para el equipo no sé, pero para mí desde luego. Me gusta mucho Eurovisión y me lo paso bomba. Pero siempre coincidía con el final de las ediciones, que ya estás cansado. Me alegro mucho que vaya Blas Cantó, va a hacer un gran papel, lo conozco desde pequeño, que le hicimos nosotros el casting para Eurojunior... Tiene que ir alguien que realmente tenga ganas. Eso es fundamental.