Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

Ana Pastor: "Hago autocrítica. No imaginaba que esto iba a ser así"

La periodista regresa este domingo a 'El Objetivo' con una entrevista al ministro de Sanidad, Salvador Illa

Ana Pastor en el plató de 'El Objetivo' (Atresmedia)
Ana Pastor en el plató de 'El Objetivo' (Atresmedia)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
25.09.2020 | 13:32

Mucho ha llovido ya desde aquel lejano febrero en el que El Objetivo optó por informar con rigor sobre un desconocido virus llamado COVID-19, haciendo caso a los datos de los expertos y descartando el alarmismo de otros programas o medios.

Hoy, después de todo lo que ha acontecido en los últimos meses, su directora y presentadora, Ana Pastor, hace autocrítica. "Personalmente hago autocrítica: no me imaginaba que esto iba a ser cómo era", explica la periodista en conversación con BLUPER con motivo del estreno de la nueva temporada de El Objetivo en la que recibirá precisamente al Ministro de Sanidad, Salvador Illa.

"Si a ti la propia OMS te dice que la gripe mata a 6.000 personas cada año y en ese momento había menos de 2.000 fallecidos, pues tú ese dato lo pones... No hay que relajar ni el nivel de exigencia con los políticos que están al frente de la gestión, ni la exigencia con nosotros. Me parece bien que haya esa crítica. Ojalá hubiéramos acertado porque eso significaría que no habría muerto tanta gente", explica.

¿Qué novedades trae la nueva temporada de El Objetivo?

La primera novedad es que nunca hemos entrevistado a Salvador Illa. Voy a preguntar yo, pero también una representación de los sectores más afectados por la pandemia. Las otras dos novedades son que hemos aplicado el plató y tenemos 30 metros cuadrado de pantalla. Con la obsesión que tenemos por los datos, es buen momento para dar ese salto y, además de subrayar que los datos son importantes, explicarlos bien.

En 'Tenemos que hablar' dos políticos para encontrar puntos en común

Y la tercera es que vamos a incorporar durante el curso un nuevo formato dentro del programa que sustituirá algunas semanas a la entrevista y se llamará Tenemos que hablar. Dos personas se sentarán de la política o del poder, aparentemente con pocos puntos en común, pero que son capaces de dialogar. En una época de polarización es una buena aportación encontrar gente diferente que tienen puntos en común.

En Newtral habéis entendido y defendido lo importante que es añadir nuevas herramientas y lenguajes para contar mejor la información...

Una de las cosas que más me enamora de Newtral es la parte tecnológica. Quién más y quién menos tiene una vinculación a las redes y me parece que la tecnología puede ser una vía para luchar contra los bulos. Para mí la tecnología es aliada y nos permite estar allá donde esté la gente. Básicamente es información en todos los sitios posibles.

¿Hacía donde crees que va el periodismo? ¿A informar más en plataformas tipo Twitch?

Creo que hay un cambio de formato, pero no tanto de cómo se ejerce el periodismo. Había un hilo muy interesante hace unos días de cómo entienden los jóvenes la política en Tik Tok. Para ellos es una forma de mostrar sus opiniones. Tenemos que adaptarnos a los formatos y eso creo que está en el ADN de Newtral. Son plataformas que, además, son complementarias. Cada uno se informe dónde quiere y dónde puede.

Se ha criticado mucho a los medios de comunicación por cómo se informó del COVID a principios de año. ¿Se hace autocrítica?

Siempre tenemos que hacer autocrítica. Te pongo dos ejemplos de mi cadena. Hubo críticas a Al rojo vivo porque Miguel Sebastián dijo que había que cancelar el Mobile World Congress y se le tildó de alarmista. Aquellas tesis se cumplieron. Y luego a nosotros, a El Objetivo, nos criticaron por lo contrario, por no alertar. Yo personalmente hago autocrítica: no me imaginaba que esto iba a ser cómo era, los datos que había en febrero tenían desconcertados a los expertos.

Miguel Sebastián dijo que había que cancelar el Mobile y se le tildó de alarmista

Si a ti la propia OMS te dice que la gripe mata a 6.000 personas cada año y en ese momento había menos de 2.000 fallecidos, pues tú ese dato lo pones... No hay que relajar ni el nivel de exigencia con los políticos que están al frente de la gestión, ni la exigencia con nosotros. Me parece bien que haya esa crítica. Ojalá hubiéramos acertado porque eso significaría que no habría muerto tanta gente.

Hablando de autocrítica. ¿Qué papel hemos tenido los medios en el auge de la extrema derecha?

Como bien decía David Pujadas, en Francia crecieron y crecieron cuando se les ignoró. Cuando se fue al combate de manera más salvaje, también crecieron. Entonces llegaron a la conclusión de que les trataran como al resto, no victimizarles. La primera vez que ví a un político de VOX debatiendo fue en una cadena pública, en TV3, durante varias semanas. Y hace tiempo cuando no tenían escaños ni representación.

Creo que hay que entrevistarles, de manera dura como practicamos en El Objetivo, y desmontar sus mentiras como la de los demás. Y si mienten más, hacerlo más. Pero no me parece que la gente vote a VOX u otras opciones porque los periodistas hagamos o dejamos de hacer. Hagamos bien nuestro trabajo y la gente votará mejor informada. A veces se nos va un protagonismo que creo que no nos corresponde. Y te lo dice alguien a quién le sacan en sus mitines para que le abucheen y luego por la calle tengan incidentes.

¿Cómo viviste aquellos ataques de abril?

Algún día lo contaré. Viví ataques de todo tipo y también cosas muy buenas. Nunca jamás ni yo ni mi entorno había vivido algo como lo de aquellos días. Nunca jamás. Para que te hagas una idea: estábamos confinados y tuve que salir un par de veces a poner un par de denuncias con el riesgo que suponía no solo para mí, sino para mi entorno, para la gente que te atiende. Algunas cuestiones eran graves y otras no tan graves.

Estábamos confinados y tuve que salir un par de veces a poner un par de denuncias

Creo que forma parte de nuestro trabajo aceptar las críticas, pero cuando eso traspasa ciertos límites de lo que no es legal, hay que denunciarlo. Pero hay gente en Brasil o México que viven cosas peores. Cristina Taráguila, que ya está fuera de Brasil, me contó exactamente lo que iba a ocurrir, todos los pasos que ella vivió con Bolsonaro. Y en las cosas menores se ha ido cumpliendo. Aquí los verificadores del equipo de Newtral están expuestos desgraciadamente.

¿Por qué te tienen miedo algunos políticos? ¿A quién te está costando más entrevistar? ¿A quién te gustaría tener frente a frente?

No sé si miedo es la palabra. La primera vez que entrevisto a Salvador Illa es la primera vez que le he pedido una entrevista. Me encantaría que volvieran Pablo Casado y Pedro Sánchez. Espero que este curso sea posible. Ahora tengo espinita de Angela Merkel. Le queda poco para salir y se le va a echar de menos en Europa.

Ayuso también se te resiste...

Sí, es otra de las entrevistas que se me resiste. Igual que al alcalde de Madrid, a Almeida, siempre que le hemos pedido entrevista, nos la ha concedido, la presidenta no. Y la he pedido muchas veces. A ver si ahora que está haciendo muchas comparecencias públicas, nos concede una.

A ver si Ayuso nos concede una entrevista ahora que está haciendo muchas comparecencias

¿Cómo ves las puertas giratorias entre los medios de comunicación y la política?

Como todo en la vida, no me gusta que me digan lo que tengo que hacer y no me gusta decirle a nadie lo que tiene que hacer. Cada cual es libre de hacerlo, si lo hace de manera respetuosa. Que cada uno defienda sus virtudes y contradiciones como pueda. Por ejemplo, Pablo Montesinos, que es un tipo con el que tengo buena relación, me parece un gran periodista y me parece que tiene un tono que ayuda a rebajar la tensión

¿Crees que la gira por las teles de Albert Rivera se debe sólo a un fin comercial? ¿O también hay intereses políticos?

Tengo que decirte que no tengo información y sin información no soy intuitiva. Hace mucho que no hablo con él. Seguramente haya un componente de promoción, pero la otra parte no me atrevo a decirte. Evidentemente le preguntarán por su partido, pero no sé si es porque quiere volver o simplemente vender el libro.