Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

'El Oasis': lo interesante de hacer una secuela de 'Vis a vis' fuera de la cárcel

Los personajes de Macarena y Zulema se necesitan, pero también se odian. ¡Diversión asegurada!

Mike Medianoche
@mikemedianoche
27.05.2019 | 13:00

La pasada semana, Globomedia (THE MEDIAPRO STUDIO) confirmaba que Vis a vis tendría una serie derivada, un spin off bajo el nombre de El Oasis, concebida para darle un destino final a sus dos protagonistas principales, y que tiene previsto su estreno en televisión en la temporada 2020.

La producción, compuesta por ocho episodios y con un final cerrado, tendrá de nuevo al frente como guionista principal y showrunner a Iván Escobar y se centrará en las actividades delictivas del dúo de atracadoras formado por Maca (Maggie Civantos) y Zulema (Najwa Nimri), del que ya vimos una pincelada en el episodio de cierre de Vis a Vis.

Macarena y Zulema se necesitan, pero se odian

Una idea arriesgada y maravillosa la vez: continuar la fiebre de la "marea amarilla" cuando ya ninguna viste los monos carcelarios de Cruz del Norte ni de Cruz del Sur, cuando ese amarillo que unía a todas ya ha desaparecido y los monos carcelarios ha dado paso a la ropa de calle.

Y es que queremos ver cómo será esa Zulema en libertad, la misma que tanto reclamaba.Si encontrará un nuevo amor como el que tuvo con El Egipcio, si alguna vez le veremos un ápice de bondad. Y qué decir de Macarena, que pasó de ser una mosquita muerta a una cabrona de cuidado. Eso sí, tal y como empezó a ser mala entró en coma, y solo despertó para decir adiós a los seguidores. Casi que para que el último recuerdo que tuviésemos de su personaje no fuese metida en una lavadora.

Ahora van de socias, sí, pero no olvidemos que Macarena y Zulema se necesitan, pero se odian. Zulema hizo que Macarena perdiese al hijo que tenía en sus entrañas, y Macarena la dejó en coma después de meterle aire en las venas. Por culpa de la enemistad de ambas han muerto novios, padres, de todo. 

¿Habrá nuevas aventuras dentro de la cárcel?

En el epílogo de Vis a vis descubríamos que Cruz del Norte seguía abierta. Con un nuevo director que velaba y mucho por el bienestar de las reclusas, con una trabajadora social conocida por todos intentando meter en el buen camino a esas ovejas descarriadas de color amarillo. Así que tampoco podemos perder la esperanza de, algún día, volver a ver la vida de nuevas presas. O con veteranas, porque Zulema y Macarena podrían ser capturadas por sus delitos. 

O presos.  Y es que recordemos que en la cuarta temporada presenciamos una violación en grupo promovida por el mayor villano de la serie, que no es precisamente un reo, y que sirvió de presentación de los presos masculinos de otras cárceles, como la de Cruz del Oeste.

Con un Vis a vis masculino, los guionistas tendrían un lienzo en blanco sobre el que configurar un universo completamente nuevo. Personajes que sean tan villanos y encantadores como lo ha sido Zulema o Saray, una hornada innovadora de mosquitas muertas como Macarena o Mercedes, o volubles como Sole y Tere. 

Para que siguiese dentro del mismo universo, un posible Vis a vis masculino podría seguir contando con algunos de los funcionarios que ya conocemos, desde Valbuena a Hierro, pasando por Palacios, o por qué no, por un regreso de Fabio, del que no sabemos nada desde que Macarena cortase con él. Por no hablar del insumergible inspector Castillo, quien consigue salir vivo de cualquier tiroteo (no así sus compañeros). De hecho, se supone que de alguno de ellos volveremos a saber en este Vis a vis: El Oasis

Lo que fallaría en un 'Vis a vis' masculino

No obstante, en una cárcel de hombres perderíamos la esencia femenina. Porque Vis a vis logró que las actriz no representasen el rol de madre, ni esposa, ni hija, ni abuela al que muchas veces son relegadas en la ficción. Allí todas eran presas únicas y especiales, animales sedientos de sobrevivir, que tenían que sacar lo peor de sí para llegar vivas al día siguiente.

Sabemos de sobra que la ficción televisiva ha relegado a la mujer a papeles principalmente secundarios, a veces con diálogos irrisorios, y con un Vis a vis de hombres, sería difícil que las mujeres tuviesen el peso que les corresponderia, como madres de aquel invento catódico.