Cabeceras especiales

Cabecera

CUCHILLO JABONERO

El cóctel sexual definitivo de Shonda Rhimes

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
27.11.2014 | 05:00

Empecemos por lo que de verdad importa. La productora de Shonda Rhimes se llama Shondaland. A partir de ahí, hablamos. La creadora por excelencia de dramas lacrimógenos en EEUU vuelve a España con una nueva protagonista-desequilibrada-líder a la que hacerle la vida imposible durante largas temporadas.

Viola Davis es su nueva víctima. Shonda ya tiene suficiente poder como para poner a una nominada al Oscar al frente de sus locuras matutinas. Y es que yo no hago otra cosa que imaginarme a Shonda -de aquí en adelante ELLA- buscando cómo lograr que el mundo sea miserablemente peor que su vida para que su vida sea increíblemente mejor.

Al grano. ELLA nos trae Cómo defender a un asesino. Ha embutido a Viola Davis en trajes físicamente imposibles de ponerse sin la ayuda de unos cuantos asistentes y ha utilizado la vieja fórmula de contar con un plantel de actores jóvenes que en poco tiempo se convertirán en los pisa alfombras rojas más codiciados. ELLA seguirá comiendo donuts.

Shonda es una secta, una religión, una nueva Biblia

Shondaland es una secta al otro lado del charco. Es una religión. La nueva Biblia. ELLA sabe que algunos la negarán y otros la traicionarán. Pero ELLA pasará a la historia, crucificada o no. Tanto el equipo técnico como artístico de la productora llevan repitiendo en varios proyectos de Shonda desde Anatomía de Grey. Hoy eres la madre de Grey y mañana te convierte en vicepresidenta de EEUU en Scandal. El récord se lo lleva Liza Weil, ahora ayudante en el bufete del personaje de Viola. Ella ha pasado por Scandal, por Sin cita previa y por Anatomía de Grey. Esto sólo podría compararse a lo que en España hace Bambú o Globomedia con sus actores imprescindibles.

Viola Davis no escupe su guión en Cómo defender a un asesino. Ella se sienta en su tocador tranquilamente, se retira el maquillaje y, por dentro, está gritando ¡Denme un Emmy, por favor! Y es que la verdadera Viola sale cuando no hay maquillaje ni trajes embutidos de por medio. Cuando parece que va pidiendo limosna por las calles. Fea, sí, pero de verdad. Y todos sabemos que las feas tienen más posibilidades de ganar. Y por si en este cocktail no cupiesen más ingredientes, mete sexo. Mucho sexo gay. ELLA es lista y sabe que gran parte de sus seguidores cojean. Sólo te pido un favor, Shonda. Deja de hacer tantos éxitos y vuelve a escribir guiones como el de Crossroads (la película de Britney Spears).

AXN trae a España este este jueves Cómo defender a un asesino a las 22:15 horas.