Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

La efectiva politización de 'Todo es mentira' en Cuatro

El programa de Risto Mejide consiguió reducir su distancia con 'Zapeando' este lunes.

Risto Mejide entrevista a Barreda.
Risto Mejide entrevista a Barreda.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
20.02.2019 | 08:05

Cuatro estrenaba a principios de año Todo es mentira, un nuevo programa de humor para sus sobremesas con el objetivo de desmontar las fake news con las que convivimos a diario. “Vamos a luchar contra la mentira con el arma más peligrosa de la actualidad: el humor”, explicaba entonces su presentador, Risto Mejide.

Y así fue en su primer programa en el que la primera sección del programa, bautizada como La máquina de la verdad y presentada por Marta Flich, significó toda una declaración de intenciones. En ella, la periodista destapó bastante acierto los distintos clickbaits de los medios.

Mientras, Miguel Lago y Antonio Castelo debatieron en Verdades como puños acerca de las propuestas de VOX sobre violencia de género basadas en datos falsos, e Itziar Castro mostró el machismo del buscador de Google. Asimismo, también contó con una entrevista con Paula Echevarría.

Sin embargo, sólo unos días después y tras su pinchazo en audiencia, el grupo decidía ‘salvamizar’ el programa utilizando a colaboradores del programa de Telecinco como Belén Esteban, Lydia Lozano o Miriam Saavedra para intentar arañar unas décimas de share.

Así, por ejemplo, vimos a la ganadora de la sexta edición de GH VIP sentada en la mesa de debate para repasar algunos de los momentos más divertidos de la boda de Risto Mejide y Laura Escanes.

No sirvió de nada en términos de audiencia. De ahí que volviera a su esencia y, fiel al nombre del programa, Risto Mejide no dudara en desmontar la información falsa que había publicado esa misma mañana OKDiario sobre la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero, a pesar de que Eduardo Inda es un colaborador de Mediaset España.

Y aunque el programa tampoco mejoró sus datos, sí consiguió repercusión en medios de comunicación y mostró el camino al programa si realmente quería abrirse un hueco en la difícil franja de tarde.

De ahí que durante los últimos días hayamos asistido a una politización del programa, virando muy positivamente por momentos en una especie de Las mañanas de Cuatro con humor gracias a que cada día cuenta con una conexión con dos analistas políticos para hablar de la actualidad.

Y así, por el programa han desfilado durante los últimos días los periodistas Cristina Fallarás, Edurne Iriarte, Pilar Rahola, Antonio Naranjo, Ignacio Escolar, Javier Negre, Ernesto Ekaizer o Antón Losada.

Asimismo, también han entrevista a políticos como el expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, o han salido a la calle para cubrir la manifestación convocada por PP, VOX y Ciudadanos en Madrid contra el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Y a juzgar por los datos, o al menos los de este lunes, parece que a la audiencia le ha gustado este viraje. Y es que el programa obtuvo su mínima distancia con Zapeando desde que se estrenase hace un mes. El programa de Risto Mejide anotó un 4,1% y 511.000 espectadores por el 6,1% y 751.000 espectadores del de Frank Blanco.