Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Riesgos y beneficios: resolvemos las dudas sobre las series de 50 minutos de Antena 3

El grupo de comunicación marca un hito en la ficción española escuchando una demanda histórica de creadores y espectadores.

Adriana Ugarte y Rubén Cortada.
Adriana Ugarte y Rubén Cortada.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
05.07.2018 | 14:11

Atresmedia ha escuchado al sector y a los espectadores: a partir de ahora, todas sus nuevas series originales tendrán una duración de 50 minutos por episodio. Una gran novedad que rompe con la dinámica establecida en la televisión en abierto y que, como no podía ser de otra forma, crea algunas dudas tanto en el espectador como en la industria.

Y es que, aunque las ventajas para el espectador son evidentes, tomar una medida así conlleva una serie de riesgos para una cadena comercial. Por eso desde BLUPER hemos querido recopilar cuáles son esos riesgos que asume Atresmedia con esta decisión inédita, pero también las grandes ventajas para el grupo, el sector y el espectador.

Riesgos

-La rentabilidad

Hasta ahora, la negativa de las cadenas en abierto a reducir la duración de sus series estaba en la rentabilidad ya que con una serie de 70 minutos lograban cubrir todo su prime time. Un riesgo que ahora deberá asumir Atresmedia. ¿La solución? Publicidad premium.

“Nunca debemos pensar en perder facturación. De hecho pensamos que puede ser al revés. En EEUU ya hay estrategias. Reducen publicidad a cambio de subir los precios. Se abre una oportunidad para trabajar en otros modelos. Tendrán que convencer al mercado”, explica el director de Contenidos de Atresmedia, Carlos Fernández.  “Los compañeros del área comercial seguramente se plantean un producto premium. Yo lo haría. Y más si haces alguna actuación sobre la presencia comercial que lo puedes hacer más premium”, añade.

-La inversión

Reducir el tiempo de una serie puede parecer que conlleva también a una reducción del presupuesto. Sin embargo, el presupuesto no se reduce en la misma proporción ya que, por ejemplo, la inversión inicial en platós será la misma. “El valor del minuto será más caro. Si una serie de gama alta la rodamos en 13 o 14 días, eso se reducirá. Y en vez de cuatro o cinco meses será un mes menos. Pero el valor del minuto será el mismo o más alto porque el presupuesto no se reduce en la misma proporción. El coste por minuto será superior al mantener los estándares de calidad”, comenta la directora de Ficción de Atresmedia, Sonia Martínez.

-La cuota de pantalla.

Otra de las razones que había para no reducir la duración de las series era la posibilidad de perder cuota de pantalla, no sólo el producto en sí sino la cadena en su media diaria. Ya saben que, a mayor duración, más cuota. “La Catedral del Mar nos ha dado la visión definitiva y las teorías que habíamos elaborado eran razonables. La pérdida de cuota no es esencial, el espectador recibe bien que el prime time termine a las 12 y no pasa nada”, explica el directivo.

-Estar a la altura

Esta decisión permitirá a los guionistas poner el foco sobre la historia principal en sus ficciones, dotar de mayor ritmo e intensidad a las tramas o apostar por territorios narrativos menos explorados. Sin embargo, también supone un gran reto ya que a partir de ahora ya no habrá excusas en cuanto a la calidad.

“Hace quince días que tomamos la decisión y que empezamos a comunicarla a productores. La primera reacción fue de alegría. Pero la segunda fue de miedo. Ya no hay excusas. Es un gran reto. Hay género que van a ganar muchísimo como la comedia y hay otros que tenemos que aprender a hacerlos en 50 minutos”, comenta la directora de Ficción de Atresmedia, Sonia Martínez.

Beneficios

-Antes de las doce

La principal ventaja para el espectador es más que evidente: ya no tendrá que trasnochar para poder acabar una serie ya que cuando Antena 3 emita series, su prime time acabará en torno a las 12 de la noche. Algo que también puede ser beneficioso para la cadena ya que el espectador tendrá más fácil seguir una serie en lineal.

Sólo emitiremos un capítulo a la semana y no habrá ninguna apuesta de late night. Lo que teníamos hasta ahora se adelantará. No habrá ningún cambio. Al espectador no le importa tanto a la hora que empieza una serie, sino cuando acaba. Si te garantizan que a las doce te vas a dormir, te enganchas más fácil”, dice Fernández.

-Influir en el resto de cadenas

Aunque no es su objetivo, esta decisión tendrá una importante repercusión en el sector. “Con esta medida marcamos la pauta del sector con una medida inédita en España y que obligará al mercado a reajustar sus propuestas. Seguramente, en breve veamos al resto de operadores adoptando decisiones similares para poder ser más competitivos. La comparación entre series de 70 y 50 minutos obligará al reposicionamiento de todos. Si el espectador se adapta a series de 50, probablemente ya no verá igual las de 70”, defiende Fernández.

-La venta internacional

Esta decisión tiene también una gran importancia en la estrategia de internacionalización de las series de Atresmedia.“Nuestras series, que ya llevan viajando desde hace años por todo el mundo, que se emiten en cientos de países y que han logrado convertirse en grandes éxitos internacionales como Velvet, Gran Hotel, El tiempo entre costuras, Vis a vis o La casa de papel se revalorizarán en el mercado internacional al adaptar la duración de sus capítulos al metraje más usado fuera de nuestras fronteras”.