Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Las grandes diferencias entre las muertes de 'Vikingos' y 'Juego de tronos'

Juan M. Fdez
@juanmafdez
24.02.2016 | 16:30

George R.R. Martin no tiene piedad a la hora de matar a personajes de Juego de tronos. Algo que lleva a convertir en todo un deporte de riesgo el coger cariño a sus personajes. Una filosofía que no comparte Michael Hirst, el creador de Vikingos, una ficción con la que mantiene elementos en común y cuya cuarta temporada estrena este miércoles TNT a partir de las 22:30 horas.

“La diferencia entre las muertes de Vikingos y Juego de tronos es que para nosotros no son un elemento efectista, no son para crear un efecto, una reacción en el espectador. Siempre medito mucho el cómo y el por qué un personaje muere y en qué momento lo va a hacer”, explicaba el guionista en un encuentro con periodistas en Madrid.

Las muertes en Vikingos no son para crear un efecto o reacción en el espectador

Para mi la muerte de personaje principal es un elemento fundamental en la narrativa. Fue muy dificil escribir la muerte de Athelstan. Pero en ese momento, en base a la trama, era lo correcto hacerlo ahí. No obstante, aunque esté muerto, no desaparece su influencia en esta cuarta temporada”, añade.

No obstante, Hirst reconoce que la suya “es una serie que se llama Vikingos y cuando los actores firman el contrato saben que va a morir gente. Hay muchos actores que cuando les visita el productor al que todos conocen como “el ángel de la muerte”, leen el guión y saben qué les va a pasar, le suplican que no les maten”.

E insiste. “Aviso: vamos a perder a personajes importantes. Pero también ganaremos nuevo porque esta serie es la saga de Ragnar y sus hijos. Y a estos los veremos como jóvenes y tendrán un papel importante en los nuevos episodios”.

Sin escenas de sexo y violencia gratuitas

Guionista de series como Los Tudor, Los Borgia y las dos partes de Elizabeth, Hirst vuelve a incidir en que su serie no contiene escenas gratuitas. “En Juego de tronos hay escenas de sexo tan gratuitas que quedan hasta ridículas. Si tenemos en cuenta la cultura vikinga, la violencia era una parte fundamental de esta cultura. Y era importante mostrarlo. En algunos momentos sabemos que ha pasado algo violento, pero no hace falta enseñarlo de forma gráfica. Yo no andaba buscando que cada vez que hay una pelea la sangre salpique la pantalla”.

No busco que cada vez que hay una pelea, la sangre salpique la pantalla

“Por ejemplo, en la segunda temporada hay una escena en la que se le extraen los pulmones a Jarl Borg. Había que mostrarlo porque los vikingos lo hacían así y también para que el personaje mostrara su carácter vikingo, su valentía. La violencia no es la clave sino la trascendencia espiritual”, explica Hirst.

Esta práctica, no obstante, su autenticidad y veracidad ha sido muy cuestionada por historiadores. Sin embargo, el rigor histórico no es algo que preocupe en exceso al guionista. “Yo no escribo un documental, sino una ficción televisiva. No podemos olvidar que los vikingos son un pueblo sin tradición escrita, pero todo lo que aparece en esta serie se basa en hechos históricos”.

El rigor histórico

Mi principal interés es conectar el pasado con el presente. No me veo escribiendo dramas costumbristas, en los que los personajes parecen sacados de un museo. Me interesa lo que tenemos en común en todas las épocas. ¿Cuál es la conexión entre los valores del pasado y el presente? ¿Qué hace que los personajes de Los Tudor sean personas humanas y reales? Es un chaval que hereda la empresa de su padre y se casa con una señora mayor. Luego conoce una más joven y se quiere divorciar. Es una historia muy real y nos podemos sentir identificados. En el primer capítulo de Vikingos no sorprende verles pelear. Sin embargo, en el segundo,  los ves desde el punto de vista familiar”.

No obstante, Hirst reconoce que “una prueba de que hemos trabajado en lo auténtico es que esta serie es muy popular en los países escandinavos. El jefe del departamento de los estudios escandinavos de la Universidad de Harvard me dijo que estaba muy contento con la serie y que por primera vez se trataba con inteligencia y respeto la cultura escandinava”.

Y dentro de esa historia, por supuesto, se mostrará la llegada de los vikingos a España. “Para poder llegar al Mediterráneo, Björn bordeará la costa española  y entrará en el territorio para hacer algún saqueo… Así que sí, vamos a ver España”, anuncia Hirst, forofo confeso del Real Madrid.