Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

Las diferencias entre Moreno y sus sobrinos, una razón por la que 'LQSA' cerrará un ciclo

La productora de la ficción no ha llegado a acuerdo con los estudios de grabación.

Alberto Caballero con Carlos Areces.
Alberto Caballero con Carlos Areces.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
08.05.2019 | 07:26

La que se avecina cerrará un ciclo tras su duodécima temporada. Así lo venía comentando uno de sus creadores, Alberto Caballero, desde hace ya algunos meses y así lo confirmaba este martes durante la presentación de su nueva serie El Pueblo, que no llegará a Amazon la próxima semana y ya en 2020 a alguno de los canales de Mediaset España.

Sin embargo, lo que no sabíamos es que una de las razones que le llevarán a cerrar el Mirador de Montepinar son las diferencias con su tío, José Luis Moreno, propietario de los estudios donde se graba la comedia de Telecinco. “No hemos llegado a un acuerdo con el propietario de los platós. Tenemos ciertas diferencias”, explica el creador sin mencionar a su tío.

No hemos llegado a un acuerdo con el propietario de los platós

Hay que recordar que debido a los problemas económicos de Alba Adriática, la productora de José Luis Moreno encargada de producir primero Aquí no hay quién viva y después La que se avecina, Alberto Caballero creó en 2013 su propia productora Contubernio para hacerse cargo de la producción de la ficción Eso sí, la serie siguió rodándose en los estudios de grabación de Kulteperalia, también propiedad de Moreno. 

“Está bien porque es un cierre de ciclo", reflexiona Caballero. "Tendrá un final de lo que es ahora ese edificio, esa estructura. Ese decorado tiene doce años que está ya para el arrastre. Ya es una cuestión puramente logística”.

Pero, ¿qué pasará en el futuro? “Terminamos ahora ocho capítulos y haremos otros ocho en otoño-invierno. Pero luego nos tenemos que mudar del plató. La serie sigue dando buena audiencia, pero ya veremos. Si para entonces la serie está sana y sigue compensando hacerla, que ahora mismo no sabemos, lo que está claro es que habrá una variación sustancial. Probablemente sea un spin off, una mudanza... Es un ciclo que toca a su fin”.

En este sentido, Caballero habla que “lógicamente esto preocupa al equipo y los actores, pero vamos a seguir currando juntos, aunque evolucionando un poco todo”.

Pero, ¿cuál será esa variación? ¿Estamos ante un caso como el de Juego de tronos en el que se han escrito hasta cuatro spin offs? “Hemos pensado muchísimas cosas: hay una mudanza de edificio, hay un cambio de decorado global que no necesariamente es un edificio, hay spin offs pensados para personajes concretos…. Imagínate lo que te da para pensar mientras vas escribiendo una temporada tras otra. O a lo mejor no hacemos nada más. Pero, insisto, lo primero que hay que ver es cómo llegas de vivo a ese momento: tú como guionista, los actores, la audiencia... Nunca sabes cuando se va a acabar el chollo”.

La larga espera

Preguntado por cómo ha vivido los 490 días de espera para que volviera La que se avecina, el creador comenta que “hay cosas de estrategias de programación que tú como proveedor de contenidos se te escapan. No es tu trabajo. Tu trabajo es hacer los mejores capitulos posibles. Yo me acuerdo en la época de Aquí no hay quien viva que si pinchaba el tío de la moto que llevaba el capítulo, la serie no se emitía. Nosotros hemos llegado a entregar un capítulo en publicidad. Vamos, que podíamos haber puesto una barbaridad".

Ahora es verdad que no tenemos el feedback de los espectadores como antes.

"Y con el tiempo hemos pasado de escribir capítulos veinte días antes de rodar y te desquiciabas, a tener cuatro o seis capítulos escritos o hasta una temporada antes de rodar. Ahora es verdad que no tenemos el feedback de los espectadores como antes. Y es que la temporada 12 es la primera que escribimos sin tener referencia de cómo se ha recibido la 11”.

Lo que sí tienen como referencia son las continuas reposiciones en FDF. “Yo al principio creía que iba a quemar la serie, pero de repente vimos que, a base de torturar, la gente se enganchó. Y ahora es un canal temático: sólo en FDF hay 1.800 reposiciones al año. Yo ya no lo analizo. ¿Por qué lo ve la gente? A lo mejor te ayuda en los parones, o hay gente que se queda dormida con ella…”.

Unas reposiciones que, no obstante, no parece que den tantos beneficios como se piensa. “Siempre intentas siempre llegar a acuerdos, pero tal y como está montado en este país, las series son propiedades de las cadenas. Tú vendes una idea y la cadena te subcontrata para que te la produzca. Luego siempre hay un proceso racional y es verdad que, a partir de un número de pases, hay una compensación. Eso nos ayuda como productora para así poder invertir en desarrollos. Somos una productora de creadores, de guionistas metidos a productores, e intentamos cuidar mucho a nuestro equipo”.

Por último, preguntado por la salida de Antonio Pagudo, Caballero comentó que es un tema delicado del que prefiero no comentar nada. No puedo dar muchos datos porque fue una marcha a última hora. La gente entra, sale. es la vida. Aunque, ¿donde hay que firmar para que un actor esté once temporadas?”.