Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

De '45 revoluciones' a 'Juego de niños': fracasos de la televisión en 2019

Todos los grupos han alcanzado luces y sombras en el año que ahora acaba

'45 revoluciones' (Atresmedia)
'45 revoluciones' (Atresmedia)
Mike Medianoche
@mikemedianoche
23.12.2019 | 08:43

Diciembre es un buen momento para echar la vista atrás y ver qué ha ofrecido la televisión en los últimos doce meses, y ver qué formatos han podido ser catalogados como éxitos y cuáles como fracasos, según la respuesta obtenida por la audiencia.

Para ello, recogemos 10 de los que se esperaba una acogida que nunca llegó a materializarse tanto en las cadenas en abierto como en las plataformas. Por supuesto, la lista podría ser más larga, tanto para bien como para mal.

Bake Off

Cuatro estrenaba en marzo un talent culinario, Bake Off, en el que un grupo de concursantes anónimos pugna en una serie de desafíos por realizar los mejores postres y conquistar a un jurado experto, evitando la eliminación semanal y asegurándose el pase a las siguientes fases. El programa presentado por Jesús Vázquez empezó con un escaso millón de espectadores el miércoles 6 de marzo, y entonces comenzó su baile en la parrilla de la cadena, pues conoció varios días de emisión. En mayo anotó su mínimo, con 680.000 espectadores y un 4,1% de cuota.

Los Nuestros 2

Telecinco comenzó el año estrenando Los nuestros 2, serie que llevaba un tiempo en su cajón. Su primer capítulos a penas superó la cuota del 10%, y aunque Telecinco intentó reavivar el interés en la ficción reponiendo el primer episodio dentro de Viva la vida, nada logró enganchar al público. Si se compara con su predecesora, emitida en 2015, Los Nuestros 2 perdió 9,6 puntos y más de 2,3 millones de espectadores de una temporada a otra. Melodía Producciones, la productora de Frank Ariza, estaba detrás tanto de Los Nuestros 2 como de Secretos de Estado, una ficción de corte político también de Telecinco que arrancó el 13 de febrero con un decente 15,7% y 2.166.000. El interés de la serie decreció, hasta el punto de hacer cuotas del 5 y 6%, con escasos un millón de espectadores.

Juego de niños

En La 1, Juego de niños certificó su fracaso en su regreso a la televisión tras tres décadas. El concurso de Xavier Sardà en el que los famosos ganan gallifantes despidió la temporada con un 6.5% y 638.000 espectadores. Ha logrado un promedio de 5,9% cuando la media de la cadena, que estaba en su peor momento, era de 8,6%.

Vaya crack

También en La 1 y también emitido en el prime time de los sábados, Vaya Crack tuvo que ser trasladado al late night después de sus malos registros de audiencias. En su primera y única temporada, el programa producido por Globomedia apenas cosechó un 5,1% y 572.000 espectadores de media, llegando a anotar un 3,7% y 302.000 espectadores como mínimo.

45 revoluciones

Antena 3 arriesgó con esta serie, que trasladaba al espectador a la España de los años 60, cuando la música pop se convertía en un fenómeno mundial. La protagonista era Maribel Campoy [Guiomar Puerta], una joven de 19 años, formada en el Conservatorio de Música, se verá al frente de un nuevo sello musical que va a cambiar las reglas del juego. La premisa podía ser interesante, pero se ha convertido en la serie con peores registros históricos de Antena 3 con un 4,5% de cuota de pantalla y 681.00 espectadores y habiendo marcado su mínimo histórico con un 2% y 187.000 espectadores. Algo mejor le fue a Toy Boy, también en la misma cadena, pero que no alcanzó unos datos para tirar cohetes: su media fue del 8,4% y 1.137.000 espectadores.

Imagen del capítulo final de 'Hospital Valle Norte'.

Hospital Valle Norte

En enero arrancaba esta serie de TVE producida por José Frade. El ente público decidía no enseñar previamente a la prensa alguno de sus capítulos, al contrario de lo que sucede habitualmente en el sector, y esto no hacía presagiar nada bueno sobre la calidad de la misma. Aunque logró un público fiel por encima del millón de espectadores, al final, no logró ganarse la renovación. Tampoco le fue mejor a Derecho a soñar, la serie diaria de La 1 que no solía superar el 4% de cuota.

Masters de la reforma

Antena 3 estrenaba en mayo Masters de la reforma, el formato de entretenimiento en el que más ilusión y ganas habían puesto Atresmedia y Shine Iberia. Con una mecánica que podría recordar a Maestros de la Costura o MasterChef, pero centrado en el bricolaje, no conquistó al público desde su primera noche, cuando anotó un discreto 13%. A partir de ahí fue perdiendo fuelle hasta caer por debajo del millón en su final.

Brigada Costa del Sol

La serie fue una de sus grandes apuestas en ficción para el segundo trimestre de 2019 y primera ficción de Mediaset España en la que entró en la producción Netflix. Cerró su temporada en Telecinco con una media de un 10,2% y 1.349.000 espectadores, aunque dijo adiós sin mucho ruido y por la puerta de atrás ante un escaso 7% de cuota de pantalla y 820.000 espectadores.

Imagen de 'Instinto' (Movistar).

Instinto

Movistar+ intentaba levantar pasiones entre la audiencia con un thriller erótico protagonizado por Mario Casas. Pero su Instinto se convirtió en un completo gatillazo. Después de la mala acogida que tuvo, el grupo decidió descartar su renovación, a pesar de no haber cerrado todas sus tramas.

Arusitys Prime

Desde septiembre de 2017, Alfonso Arús ha logrado conquistar al público matinal con su programa Aruser@s (antes conocido como Arusitys). Atresmedia quiso premiarle con la noche del viernes, en un espacio llamado Arusitys Prime que, por desgracia, no cuajó. Se estrenó ante un 9,1% y 1.012.000 espectadores, y en su segunda semana bajó hasta el 6,5% de cuota y 673.000. Entonces fue cancelado, con la promesa de regresar en 2020 tras pasar por talleres.