Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

El día que 'Cuéntame' pudo acabar en Antena 3... pero se quedó en TVE

Durante el verano de 2016, la mítica serie estuvo a punto de pasar a manos de la cadena privada.

'Cuéntame' (RTVE)
'Cuéntame' (RTVE)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
28.07.2019 | 12:46

Aunque actualmente uno de los productos estrella de La 1 de TVE sigue siendo Cuéntame, hoy hace precisamente tres años que la cadena pública estuvo a punto de perder esta mítica ficción en favor de Antena 3. 

Todo sucedió después de que saliera a la luz que la productora de la serie, Ganga Producciones, podría no estar al corriente de sus cuentas con Hacienda, lo que llevó a los dirigentes de la pública a dudar los dirigentes de la pública a dudar sobre la renovación de la ficción.

Antena 3 ofreció 24,5 millones de euros por 38 capítulos

Esta indecisión llevó a la productora a negociar la venta de la serie con Atresmedia, que ofreció renovar la serie por dos temporadas de 38 capítulos con un presupuesto de 24,5 millones de euros. Eso sí, con otro nombre distinto ya que Cuéntame pertenecía a la pública.

Pero, además, TVE tenía derecho de tanteo. Es decir, si la pública igualaba la oferta que Atresmedia les había puesto sobre la mesa, la ficción no cambiaría de manos y se quedaría en el catálogo de series de la pública.

Finalmente, en un día como hoy, el Consejo de Administración de RTVE decidía igualar la oferta de Atresmedia para poder seguir emitiendo la que entonces y ahora era y es su serie más vista.

Curiosiomante durante esta temporada, en el capítulo titulado La vida es una caja de sorpresas, los espectadores asistieron al dilema profesional de Toni Alcántara después de recibir una tentadora oferta de Antena 3, que iniciaba sus emisiones en breve.

Una trama que sirvió perfectamente para retrotaernos a hace tres años cuando Atresmedia llegó a un acuerdo con Ganga Producciones para hacerse con los derechos de Cuéntame.

Y así, la serie habló de lo que supone recibir la oferta de una cadena privada a través de Toni: sus dudas ante el dilema de ganar más dinero, de emprender una nueva aventura en una cadena privada que a priori no está manipulada por el Gobierno…

“Como en casa, en ningún sitio”, se le escuchó decir a su jefe en un momento del episodio entre otros argumentos para que el joven se quedase en la televisión pública, como hizo la propia serie. “Yo echo el anzuelo. Y si pica, pica”, le decían desde la privada.