Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

El desigual trato de Pablo Motos a Albert Rivera y Pablo Iglesias

El presentador dedicó mucho más tiempo a la entrevista con el líder de Unidas Podemos que con el de Ciudadanos.

Albert Rivera y Pablo Iglesias.
Albert Rivera y Pablo Iglesias.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
28.03.2019 | 00:06

El Hormiguero ha querido contar con los principales candidatos a la Presidencia del Gobierno de cara a los próximos comicios del próximo 28 de abril para que "tengan la oportunidad de mostrarse en horario de máxima audiencia delante de muchos millones de españoles y saber quiénes son y qué quieren para saber si te convienen”.

De ahí que este martes Pablo Motos entrevistara al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y este miércoles haciera lo propio con el de Ciudadanos, Albert Rivera. También acudirá próximamente el líder del PP, Pablo Casado, y sigue abierta la invitación al candidato del PSOE, Pedro Sánchez, y al de VOX, Santiago Abascal, que de momento lo han rechazado.

Motos dedicó más entrevista a Iglesias y más diversión a Rivera

¿Y cómo han sido estas dos entrevistas? Sin entrar a debatir el tipo de preguntas que ha hecho a Iglesias y a Rivera, en BLUPER hemos querido tirar del cronómetro para analizar el tiempo que ha dedicado Motos a la entrevista pura y dura y el tiempo dedicado a la 'diversión'.

Así nos encontramos con que, en el caso del líder de Unidas Podemos, Motos dedicó 32 minutos a la entrevista, la cual comenzó con la pregunta de si había fichado a algún torero. Después le preguntaría por sus hijos, si dejaría la primera línea política si las cosas van mal en las elecciones, si la próxima líder de su formación sería una mujer, del cartel de su vuelta, la marcha de Iñigo Errejón, de la excisión de Izquierda Unida en Madrid, si sería ministro en un Gobierno del PSOE o 

También le preguntó si bloquearían un acuerdo de PSOE y Ciudadanos, qué relación tiene con Pedro Sánchez, qué es lo que más y lo que menos le ha gustado del socialista o si hay un miedo a VOX. En este punto Motos le espetó a Iglesias que todos los partidos utilizaban cortinas de humo para no hablar de los problemas de los partidos. 

No evitó, obviamente, preguntarle por sus críticas a los dueños de los medios de comunicación y aprovechó para decirle que está cansado de políticos que le han presionado y que, si en Podemos no han presionado a los medios, es porque aún no han tenido el poder. 

Asimismo también preguntó por el conflicto catalán, si estaría de acuerdo con la independencia si los independentistas ganaran un referéndum o si pudiera hacer un viaje en el tiempo se compraría su chalé. Fue ahí donde aprovechó para decirle que "has hablado de la casta y ahora ser tú la casta".

Seis minutos menos de entrevista

En el caso de Rivera, Motos dedicó 26 minutos a la entrevista,  seis menos que a Iglesias, y comenzó diciéndole si estaba muy nervioso por la precampaña "en la que estáis a hostias" y preguntándole si se sabe qué es lo que ocurrió en sus primarias. 

Tras esto, el presentador le preguntó si era de izquierdas o de derechas, por sus fichajes mediáticos como Celestino Corbacho, "el ministro del paro"; por su oferta al PP para gobernar de forma conjunta, si había tirado la toalla o por la oferta de Casado de ser ministro de Exteriores.

También le preguntó si estaría dispuesto a pactar con VOX, si aceptaría sus votos para gobernar, qué tal es el trato personal Santiago Abascal, si cree que este partido es el "PP desatado" o sobre su negativa a pactar con el PSOE. 

Motos también le recordó que él pactó con Mariano Rajoy después de decir que no lo haría, le preguntó qué le parece que "Sánchez haga decretos leyes en los famosos viernes sociales después de disolver las Cortes y este viernes aprueben 30.000 empleos públicos", o cómo está el ambiente en Cataluña. 

Asimismo, el presentador le preguntó si tenía amigos independentistas, qué cree que pasaría si al final la justicia manda a la cárceles a los políticos catalanes y qué haría con TV3 si fuera elegido presidente del Gobierno. Por último le preguntó qué opina de aquellos que dicen que tiene celosa de Inés Arrimadas y por su hija. 

No hubo preguntas sobre su supuesta relación con la cantante Malú ni por la polémica de Begoña Villacís, quién ocultó una sociedad patrimonial en sus declaraciones de bienes como edil del Consistorio de Madrid.

En lo que respecta a "la parte suave", Iglesias estuvo con Trancas y Barrancas tres minutos por los más de siete minutos que estuvo Rivera. Por último, el programa puso al líder de Unidas Podemos a cambiar pañales mientras daba un mitin durante unos cuatro minutos, mientras que Rivera pudo subirse a una moto para competir en un videojuego y luego Marron probó con él un aparato que mostraba sus venas mediante infrarrojos durante más de siete minutos.