Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

La descarada nula imparcialidad de 'Los Desayunos' en la moción

El programa de Sergio Martín mostró claramente cuál era su postura.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
13.06.2017 | 12:09

A veces me pregunto si es tan difícil mostrarse imparcial a la hora de cubrir una información política en la televisión pública. Acto seguido llego a la conclusión de que si no hace es porque el encargado de la misma lo hace con conocimiento, o porque es un profesional mediocre.

Llegados a este punto deduzco que, teniendo en cuenta el bagaje de la mayoría de profesionales de RTVE, entiendo que si en nuestra televisión pública se cubren informaciones políticas de una forma tan descaradamente parcial es porque se hace con conocimiento de causa.

Habló con diputados del PP, PSOE y Ciudadanos, pero no de Unidos Podemos

Este martes el Congreso de los Diputados celebra el debate de la moción de censura que Unidos Podemos ha presentado contra Mariano Rajoy y que es la tercera que se discute en la reciente historia democrática. Una ocasión única para que la televisión pública se mostrara imparcial.

Sin embargo, como ya viene demostrando desde que el Gobierno del PP cambiara la ley de elección del Presidente de la Corporación para poner a dedo a un profesional que se ha confesado votante confeso del PP, La 1 volvió a demostrar que está muy lejos de ser considerada una televisión plural.

Partiendo de la base que Los Desayunos de TVE descartó trasladarse hasta el Congreso como ha hecho en otras ocasiones, el programa tomó una serie de decisiones que mostraron con claridad su postura respecto a la moción.

Para empezar, el programa de Sergio Martín recogió testimonios de diputados del PSOE, PP y Ciudadanos, pero no de Unidos Podemos. El presentador habló con José Luis Ábalos (PSOE), José Antonio Bermúdez de Castro (PP) y Juan Carlos Girauta (Ciudadanos), todos ellos contrarios a la moción de censura. 

Arrimadas para contrarrestar

Pero, además, durante el discurso de Irene Montero en el hemiciclo, el programa de RTVE decidió contar en plató con la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, para contrarrestar a Unidos Podemos. “Cuando uno se presenta con el candidato peor valorado y va de la mano de Bildu y Esquerra, se lo tendría que pensar. ¿La solución es que le de el Ministerio de Interior a Bildu y Administraciones Públicas a Rufián?”.

Asimismo, por si no había quedado clara la imparcialidad de la televisión pública, la mesa de análisis decidió elegir entre sus tertulianos a una periodista claramente enemiga de Unidos Podemos, Carmen Tomás, que descargó toda su furia contra el partido de Pablo Iglesias.

“Están en La Tuerka permanente. Decir que somo el hazmerreír de Europa o una colonia de Alemania. Si alguien se cree esto es tan ridículo y tan poco serio. Si sigue por este camino no le quedarán adjetivos. Son los mismos topicazos que sueltan uno detrás de otro. El Congreso se merece un respeto mayor”, dijo Tomás.