Cabeceras especiales

Cabecera

VÍDEOS

Las declaraciones más sorprendentes que dejó el ‘chester’ de Ruth Lorenzo

Redacción
@Bluper
08.06.2015 | 08:26

Muchos conocieron a Ruth Lorenzo tras su participación en el Festival de Eurovision de 2014, donde representó a España logrando un noveno puesto. Pero la cantante lleva muchos años colarse en el mundo de la música y eso le ha llevado a tener una gran cantidad de vivencias que quiso contar este domingo en Viajando con chester. Lorenzo “se abrió en canal”, así es como muchos han calificado este programa.

A los 9 años asegura que sufrió anorexia y bulimia. “Traumas, el hecho de la separación de mis padres, el saber que mi padre no era mi padre biológico, el descubrir cosas y querer proteger a la gente. Te callas todo y te torturas para no mostrar ese dolor a los demás”, asegura la cantante. “En este momento estoy pasando un brote bastante fuerte”, declaró la artista, sorprendiendo a Pepa Bueno y a los espectadores que veían en el programa este domingo. “Ahora mismo estoy pasando por un brote de anorexia y bulimia. No lo sabe nadie. Ahora sí”.

“Muchos niños, ahora mismo tal y como vivimos en la sociedad, empiezan a alimentar sus mentes. El cáncer de la sociedad son los límites”, comentó Lorenzo en el programa. “Me hiere, se me queda en la cabeza”, asegura la cantante cuando lee un “gorda” en Twitter. “Luego piensas: ¿cuántas veces se habrán metido con él en el cole para estar así?”.

“Eurovisión era una buena oportunidad. Quería relanzar mi carrera en España”, comentó la cantante sobre el Festival de la Canción. “No me lo podía creer. Lo vi como otra ventana abierta. Esta era la mía”, asegura. “Si no ganas, lo que cuenta es cómo hayas hecho tu candidatura. Eurovision es muy delicado. Tiene mucho estigma para un artista”.

Soy muy maternal y me encantan los niños, pero no me llama ser madre”, reconoció la cantante delante de Pepa Bueno. “Me cuesta comentar esto delante de las mujeres porque solemos juzgar mucho eso. La concibes como frívola”. 

¿Por qué Ruth Lorenzo es mormona?, se preguntaban muchos. “Mis padres se separan y nos fuimos a Utah. Mi familia es mormona y allí está la capital de los mormones”, asegura. “No puedes fumar, no puedes beber. No condena la homosexualidad pero no la aprueba. Tengo un conflicto muy grande porque soy una gran defensora del colectivo gay”, afirmó. “Mi madre se había quedado embarazada de mí y mi padre le había dejado. Se iba a a Francia a abortar y dos misioneros mormones la pararon y le dieron un mensaje. Se bajó del tren. Le gustó lo que escuchó. Así nací yo. Le debo la vida a ese par de misioneros”.