Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Los datos que consagraron a 'Operación Triunfo' como un fenómeno

Juan M. Fdez
@juanmafdez
22.10.2016 | 05:00

Uno de los mayores fenómenos de nuestra televisión, pocos quizá recuerdan que la primera gala de Operación Triunfo apenas consiguió congregar a 2.734.000 espectadores, un 22,1% de cuota de pantalla, un lunes 22 de octubre de 2001. Un dato que quedaba muy alejado de la primera gala del otro fenómeno Gran Hermano, que había estrenado su primera edición un año antes ante un 36,5% y 5.296.000 espectadores.

El programa no explosionó en audiencia hasta la expulsión de Geno

No le fue mucho mejor en su segunda gala cuando las primeras nominaciones (Geno y Nuria Fergó) ‘sólo’ anotaron un 23% y 2.780.000 espectadores contra Periodistas (Telecinco) y cine en Antena 3. No sería hasta la tercera gala con la expulsión de Geno cuando el programa empezó a generar el interés de la audiencia hasta lograr un 33,3% y 4.905.000 espectadores.

A partir de ahí la historia es conocida por todos. El share del programa empezó a subir gala tras gala hasta superar por primera vez la barrera de los 10 millones en su penúltima gala y anotar un impresionante 68% de cuota de pantalla y 12.873.000 espectadores en su gala final el 11 de febrero de 2002.

Los sobresalientes datos de sus últimas galas llevaron al concurso a promediar un 43,3% y casi 7 millones de espectadores en su primera edición. También fueron bien acogidas la gala dedicada a los ganadores, la gala Disney y la selección de nuestro representante en Eurovisión. De hecho la final de este proceso alcanzó un 58,8% y 10.680.000 espectadores.

Unos meses después, las votaciones del Festival de Eurovisión se convertirían en el programa más visto de la historia con un 85,2% y 14.380.000 espectadores. La edición se convertiría en la más vista de la historia de nuestro país con un 80,4% de share y 12.755.000 espectadores.

El fin del formato

Con estos datos sobre la mesa no era de extrañar que TVE decidiera renovar el talent de Gestmusic por una segunda edición. Y así, el 7 de octubre octubre de 2002, daba comienzo OT 2 ante un 39,1% y 5.648.000 espectadores. Un dato que superaba al estreno de la primera edición en 17 puntos y casi tres millones de espectadores.

Sin embargo, al contrario de lo que ocurrió con la primera edición, el programa no terminó de explosionar en audiencia. De hecho todas sus galas se movieron entre los 5 y 6 millones de espectadores y no sería hasta la gala final en la que conseguiría alcanzar los 7,7 millones y un 47,9% de cuota. Finalmente la audiencia media de la edición se quedarína en un 36,4% y 5.584.000 espectadores.

El dato empeoraba al de la primera edición en 7,1 puntos y 1,5 millones de espectadores. No obstante eran datos al alcance de muy pocos programas y fue suficiente para que TVE volviera a renovar el formato para una tercera edición, que a la par sería la última en la televisión pública.

OT 3 iniciaría su andadura el 29 de septiembre de 2003 ya con síntomas de desgaste. La primera gala se estrenó por debajo de los 4 millones y con un 26,4%, aunque en la segunda gala mejoró hasta un 29,3% y 4.025.000 espectadores. Un dato que no volvería a obtener hasta la octava gala cuando alcanzó un 27% y 4.095.000 espectadores.

El concurso se despediría prematuramente tras ‘sólo’ doce galas y anotar un 28,4% y 3.914.000 espectadores en su gana final. De esta manera la tercera edición se cerraría con un 25,5% y 3.412.000 espectadores, 17.8 puntos y 3,5 millones de espectadores menos que la primera edición.