Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El dato de 'Malaka' que deben tener en cuenta en La 1 de TVE

Los datos en VOSDAL de la serie dicen que mucho sobre el futuro de la ficción en la televisión pública.

Salva Reina en 'Malaka' (RTVE)
Salva Reina en 'Malaka' (RTVE)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
30.09.2019 | 09:39

Cuando hace casi un mes, La 1 de TVE presentaba a los medios su nueva serie, Malaka, desde este diario comentábamos que era una de las apuestas más arriesgadas de los últimos años ya que apostaba por un ritmo más propio de la televisión de pago.

Malaka no es una serie para el espectador medio de TVE. Tampoco de Antena 3, Telecinco, o incluso Movistar. Es una serie completamente antónima a La caza. Monteperdido, que era mucho más facilona y 'clásica'. Malaka es una serie de silencios, de pausas, de confusiones”, decíamos.

La película más vista en el pago obtuvo la misma audiencia que Malaka en VOSDAL

Pero, entonces también decíamos que una televisión pública no debe medirse sólo por los datos de audiencia en lineal, sino también por el diferido, lo que se aporta a la imagen de marca u otros parámetros socioculturales y educativos.

Y precisamente el lunes pasado había un dato que pasaba completamente desapercibido para los medios y que dice mucho sobre el futuro de la ficción en la televisión pública. 

Nos referimos concretamente al dato de la serie en VOSDAL, la audiencia en diferido desarrollada durante el mismo día en el que se emitió, en directo, el programa de televisión. Y es que Malaka fue lo más visto del día en esta medición tras sumar 105.000 espectadores más a su audiencia lineal (1.150.000 espectadores).

Un dato por el que muchas series del pago pelearían. Y es que, por hacernos una idea, ese día el programa más visto de la televisión de pago fue la cinta Los mercenarios 2, emitida en FOX, con 104.000 espectadores. 

Tomar riesgos

Obviamente no podemos entrar a comparar la televisión en abierto con el pago ya que son modelos de negocio completamente distintos. Pero datos así sí que sirven para saber analizar cómo se merecen las series de la televisión pública porque sólo así conseguiría mejorar su maltrecha imagen. 

Escribía Conchi Cascajosa en El País que la BBC había sabido interpretar los síntomas que afligen al mundo generalista y que su motor era la relevancia, tomar riesgos sobre lo que funciona o no. 

Malaka es precisamente ese riesgo que se le pedía a TVE para poder sobrevivir a las plataformas. Y ese riesgo ha interesado. No cualquier ficción consigue sumar un 10% más de audiencia en diferido en la misma noche de su emisión. Malaka es el camino.