Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

Dani Martínez y otros televisivos que no recordabas que debutaron en el ‘Un, dos, tres’

‘El concurso del año’ celebró el 47 aniversario del programa esta semana

Mike Medianoche
@mikemedianoche
28.04.2019 | 13:30

El 24 de abril de 1972 nacía quizá el programa más emblemático de la televisión española, y uno de los primeros en convertirse un éxito internacional. Hablamos del Un, dos, tres, responda otra vez.  Unos meses antes, Salvador Pons propone a Chicho Ibáñez Serrador el crear un concurso, pues en Televisión Española necesitaban un programa así. 

Chicho, que venía de hacer series de terror, aceptó la misión como si fuese una especie de pasatiempo, y llegó a la conclusión de que los concursos se apoyaban por aquel entonces en tres fórmulas: o eran de preguntas y respuestas, o de pruebas de habilidad, o juegos psicológicos y de azar. Ibáñez Serrador mezcló los tres tipos de concursos y por ello llamó al suyo Un, dos, tres.

Esta semana, por el 47 aniversario de su nacimiento, El concurso del año de Cuatro homenajeó al formato, pues tiene una importancia especial para su presentador. Y es que Dani Martínez debutó en la pequeña pantalla en Un, dos, tres, a leer esta vez, la última etapa, estrenada en 2004. Su capacidad de imitar voces, como la de Boris Izaguirre, fue suficiente para que Chicho le echase el lazo cuando solo tenía 21 años. “Estaba cagado”, confesaba Dani en Cuatro este miércoles. 

Lo que no se esperaba Dani es que el "jefe" le dejase un mensaje en el que le daba la enhorabuena por su carrera. "Eres un grande. Es un honor para mí que fueses la primera persona que me dio una oportunidad en la televisión", contestaba el presentador a Chicho, visiblemente emocionado.

Los otros que también empezaron en el ‘Un, dos, tres’

Chicho dio la oportunidad a mucha gente desconocida de dar sus primeros pasos en el Un, dos, tres, ya sea con intervenciones fijas o puntuales. Por ejemplo, on una sola aparición en 1983, Tricicle lograron hacerse famosos en toda España y lanzar su carrera profesional, que hoy continúa.

En el Un, dos, tres también empezaron como cómicos en su tercera parte, la conocida como subasta, Martes y Trece cuando eran un trío, en diferentes personajes, o Luisa Martín, que interpretó, entre otros, a una sexóloga en la etapa de 1993-94.

Por allí también vimos a Víctor Sandoval como actor, a unos jovencísimos Morancos haciendo de camareros en una prueba eliminatoria, o a Silvia Abascal, que debutó con 14 años en el programa haciendo de una niña dulce y encantadora… salvo cuando el espíritu de su abuelo la poseía.

Mayra fue cómica del programa antes que presentadora

A Chicho y al Un, dos, tres le debemos también que Luis Larrodera esté en el panorama nacional de presentadores, pues él se lo llevó a La 1 desde la televisión autonómica aragonesa (rebautizándolo temporalmente como Luis Roderas) e incluso la propia Mayra Gómez Kemp.

Cierto es que Mayra ya había presentado programas como 625 líneas o Dabadabadá antes de repartir Rupertas por doquier, pero Chicho fue quien le dio uno de sus primeras oportunidades en televisión como humorista de la subasta, cuando el Un, dos, tres lo presentaba Kiko Ledgard.

Hasta Leticia Sabater hizo uno de sus primeros trabajos en televisión en este concurso, aunque fuese solo como figuración, saliendo junto a Arévalo y riéndole las gracias. Y es que por la figuración y el cuerpo de baile pasaron personas que a día de hoy tienen un gran éxito, como Manuel Bandera, que era bailarín.

El Un, dos, tres lanzaba a la fama en cuestión de minutos, y eso lo comprobó bien en sus carnes Ángel Garó, que pasó de actuar en salas madrileñas con su show y ser un actor más a no poder salir a la calle desde que Chicho le convenciese, literalmente, para interpretar a sus personajes Juan de la Cosa o Pepe Itárburi en la Subasta, en la época que Jordi y Míriam presentaban el programa.

La cantera de azafatas

Más allá de los presentadores y cómicos, el programa nos dejó una gran cantera de azafatas que lucían palmito, cantaban o bailaban según la etapa. Entre otras, por allí pasaron actrices de lo más laureadas como Victoria Abril,Silvia Marsó, Lydia Bosch, Ágata Lys, Isabel Serrano, Diana Lázaro, o una joven rubia que entonces nos presentaban como Paula Bachs, y que hoy día conocemos como Paula Vázquez.

También estuvo por allí Marián Flores, hermana de la modelo Mar, y exmujer de Kiko Matamoros. Así pues, Laura y Diego Matamoros son hijos de una azafata del Un, dos, tres, la cual un día decidió dejar la fama de lado, a pesar de haber aparecido hasta en portadas de libros del concurso.

Los que dijeron que no a Chicho (y a los que Chicho dijo que no)

Salir en el Un, dos, tres podía lanzarte a la fama, y convertirte en imagen de juguetes, cromos, protagonizar reportajes de revistas, pero no siempre la gente accedía a las propuestas de Chicho. Por ejemplo, Penélope Cruz dijo que no a ser azafata en la etapa de inicio de los 90, pues ya estaba dando sus primeros pasos en el cine.

Letizia Ortiz pudo presentar la temporada de 2004

También hay otras personas que luego llegaron más o menos lejos y a las que Chicho dijo que no, como Emilio Aragón, que pudo ser presentador de los programas que finalmente desempeñó Mayra.

“Hice la prueba, creí que la había hecho bien, mal no la había hecho. Y me dijo (Chicho) la has hecho bien pero eres demasiado joven, todavía te queda un ratito”. Y además, le dio un consejo: "haz una cosa, no te quites las gafas, ponte las gafas, tu mirada es con gafas", recordaba Aragón hace unos años.

También pudimos haber visto a Letizia Ortiz presentando la temporada de 2004, pues Chicho tuvo apuntado su nombre en la lista de candidatos para hacerse a cargo de la conducción del programa en lo que fue su última etapa.

Y es que hasta Makoke pudo ser parte de la mitología del Un, dos, tres. “Una vez hice un cásting, pero al final no me cogieron. Fue en los noventa, y me quedé ahí en las puertas”, recordó en una entrevista. De haber logrado este trabajo, habría coincidido en plató con Ángel Garó, el que el pasado 2018 se convirtió en su compañero de casa en Gran Hermano VIP.