Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Quiénes son los culpables de la falta de éxito de la última ganadora de ‘La Voz’?

La cantante ha criticado públicamente su disco, que ha sido un fracaso en ventas.

Juan M. Fdez
@juanmafdez
14.06.2017 | 07:23

Sólo era cuestión de tiempo. La Voz nunca se ha definido como un formato que lance a la fama a sus ganadores, sino que es más bien un escaparate para sus coaches. De hecho hasta Laura Pausini llegó a criticar públicamente a Telecinco y Universal por no promocionar a sus artistas.

“Esto puede sentar mal a algunos, pero creo que Telecinco y Universal tienen que trabajarlo. Tienen que invertir en el talento para que tenga más éxito Telecinco tiene que dar más espacio al ganador y Universal poner más dinero”, comentó durante la rueda de prensa de presentación de la tercera edición.  

Caruncho es la que menos repercusión y promoción ha tenido en los medios

Ahora, la última ganadora del programa de Telecinco, Irene Caruncho ha descubierto las vergüenzas del formato criticando el disco que grabó tras alzarse con la victoria y llegando a definir su single “como una mierda”.

Sin embargo, la falta de éxito de Caruncho no es sólo culpa de la calidad de su disco. Y es que, como ya analizamos en su día, el ganador del programa de Telecinco sería, “sin ninguna duda, el que menos repercusión y promoción ha tenido en los medios”.

El culpable no es otro que el propio canal, que al contrario de lo que ocurre en otro países en los que se emite el famoso talent, durante la pasada edición decidió prohibir a los medios que compartieran las actuaciones de los concursantes. De esta forma, la promoción de los mismos y su consecuente viralización fue mucho menor que en anteriores ediciones.

Esta estrategia, completamente alejada del marketing y la comunicación más viral, sólo tiene como objetivo que el usuario pase por la web de la cadena para incrementar sus visitas y no perder la batalla frente a las webs de Atresmedia. 

UN PROGRAMA QUE NO GENERA FENÓMENO FAN

Otro de los grandes problemas de La Voz es que, al contrario de otros formatos como Operación Triunfo, este programa no crea el fenómeno fan por sus concursantes. De la primera a la segunda actuación pasa un mes de tiempo. Y eso, en tiempo televisivo, es una eternidad.

La gira de la primera edición de La Voz tuvo que ser cancelada

Por ejemplo, para alzarse como ganador de la segunda edición de La Voz, David Barrull tuvo que cantar en un total de cinco galas, las mismas que Javián, tercer expulsado de Operación Triunfo 1 (sin tener en cuenta programas especiales), y menos que los ganadores de Levántate o Pequeños Gigantes. 

Este hecho, que el público no sienta devoción por los concursantes, quedó demostrado en su primera edición. Y es que, a pesar de sus increíbles datos de audiencia e incluso estando el programa en emisión, la gira de La Voz tuvo que ser cancelada debido al escaso ritmo de venta de entradas.

A ello no ayuda que, salvo en el caso de Antonio José, Telecinco no promocione en exceso a sus ganadores. Especialmente llamativa fue la escasa promoción que recibió el primer ganador del talent, Rafa Blas.