Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

'Cuéntame', baremo de audiencias para saber si una serie es un éxito o un fracaso

La serie puede servir como medida para saber cuánto ha bajado el consumo de ficción en nuestro país.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
07.10.2018 | 09:05

Las series de televisión nacional ya no se ven como antes. El hecho de que sean el producto perfecto para consumir en diferido ha provocado que la audiencia de las ficciones españolas haya sido la más perjudicada en estas últimas temporada. Por eso es tan complicado valorar en estos momentos qué es un éxito de ficción y cuál debería despedirse de los espectadores.

Hay una serie de televisión que marca muy bien el pulso de la audiencia y del tipo de consumo que se está generando en nuestro país. Se trata de Cuéntame cómo pasó, que se mantiene en antena desde 2001 y que ha visto pasar por delante y por detrás muchas producciones.

Por eso Cuéntame cómo pasó es la serie perfecta para marcar una línea entre un buen dato y un mal dato en cuanto a su número de espectadores. La serie arrancó su historia por encima de los 6 millones de espectadores a principios de siglo. Esos datos no se alcanzan ni de lejos en una serie actual. Con el paso de los años, la ficción se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y a las nuevas audiencias. 

Con el paso de los años, 'Cuéntame' se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y a las nuevas audiencias

En estos últimos años, cuando la audiencia de las ficciones ha notado un gran bajón, Cuéntame cómo pasó ha sabido mantenerse en pie. Sin embargo, también ha tenido que bajar su objetivo de audiencia para ser más realista. En 2016 mantuvo una media de 3,2 millones de espectadores. Parece que ese era el límite que debía alcanzar una serie española para considerarse un éxito.

En ese mismo año se estrenaron en Antena 3 las series Buscando el norte y La embajada. Ninguna logró la renovación. Ambas mantuvieron una audiencia media de 2,7 millones de espectadores. Se trata de una audiencia que, a día de hoy, podrían haberse considerado un éxito de audiencia. Sin embargo, en aquel momento fue una razón de peso para no alcanzar la segunda temporada.

Algo parecido pasó en 2017, un año después. Durante aquel año, Cuéntame cómo pasó mantuvo una audiencia media de 2,9 millones de espectadores. Como vamos viendo, la audiencia de los Alcántara se va adaptando a los nuevos tiempos del consumo. Aquel año se estrenó en Antena 3 la serie Pulsaciones, con 2,1 millones de espectadores de media, y Tiempos de guerra, con 2,3 millones de espectadores. Ninguna de las dos consiguió la renovación. 

A pesar de que se estrenó en 2018, Cuerpo de élite compitió contra los datos de Cuéntame cómo pasó de la pasada temporada. La serie mantuvo una media de 2,6 millones de espectadores frente a los 2,9 de Cuéntame, por lo que al final sus datos no fueron tan buenos como para conseguir la renovación. A día de hoy, sólo un año después, podrían ser suficientes como para alcanzar una segunda temporada.

En el caso de Telecinco, se estrenaron series que no tenían posibilidad de renovación. Sé quién eres mantuvo una media de 2,4 millones de espectadores y Perdóname, señor hizo una media de 2,8 millones de espectadores durante la pasada temporada. Aunque no son datos malos, de hecho la serie de Paz Vega hizo una muy buena cuota de pantalla, no alcanzaron a los Alcántara.

¿Qué es un éxito a día de hoy?

Durante esta temporada, el bajón del consumo de ficción ha vuelto a ser bastante importante. En los tres episodios emitidos de Cuéntame cómo pasó, la serie ha mantenido una media de 2,2 millones de espectadores. 

Estos datos los podemos comparar a los de Presunto culpable, la nueva serie de Antena 3, que apenas mantiene 1,9 millones de espectadores de media en su estreno. En Telecinco, Vivir sin permiso mantiene una media de 2,6 millones de espectadores en sus dos episodios de estreno, por lo que parece que es, de momento, la única que puede estar contenta con su resultado.

Lo que ahora es un fracaso dentro de un año podría ser un gran éxito de audiencia

Lo que está claro es que el bajón en el consumo de series de televisión parece ser imparable. Lo que ahora es un fracaso dentro de un año podría ser un gran éxito de audiencia. En un año cambian mucho las cosas. Y es que los datos de audiencia de 2016 de algunas series no renovadas serían hoy los datos de uno de los éxitos de la temporada.