Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

Cuando amenazar con irte de ‘Gran Hermano’ se pagaba caro

Alba Carrillo o Mila Ximénez han hecho amagos de abandonar el concurso, pero siguen en la casa

Mike Medianoche
@mikemedianoche
24.09.2019 | 13:17

En la casa de Gran Hermano VIP 7 hay más concursantes que han afirmado que tienen ganas de irse que de competir por el maletín. Y es que ya han sido varios los que han amenazado con abandonar el concurso en los quince días que lleva el concurso en antena. La primera de ellas, Mila Ximénez, la misma noche en la que empezó la séptima edición del reality.

Mila Ximénez quiso irse la primera noche

La organización le pidió que pasase por una gatera, y Mila les dio la primera en la frente: “Me niego a hacer eso”. Más tarde, Mila descubrió que vivirían con pocas comodidades, en una habitación sin ducha, y ahí abrió el primer melón. “Yo me voy mañana, te lo digo. No tengo edad para vivir en un búnker, para estar en el jardín y compartir cama” decía la colaboradora de Sálvame.

“Bueno Mila, me tranquiliza que no hayas dicho que quieres abandonar ahora mismo, has dicho que mañana, así que ya veremos” bromeó desde plató Jorge Javier Vázquez. Al final, Mila se quedó concursando, pero días después, volvió a amenazar con irse tras una pelea con Hugo. “Creo que merecemos un mínimo de dignidad, pero veo que la estoy perdiendo” decía en el confesionario, mientras tanteaba la opción de abandonar.

Todos contra Hugo (¿o Hugo contra todos?)

Hugo Castejón es el personaje revelación de esta edición, por su virtud para poner a todos (salvo a Dinio y Adara) de los nervios, con sus constantes ataques, sus bailes a altas horas de la noche y sus frecuentes salidas de tono.Tan poco le aguantan en la casa que, según explicó Núria Marín en Cazamariposas, hace unos días “once concursantes amenazan con abandonar si Hugo, Adara y Dinio siguen en la casa”.

Once concursantes han amenazado con abandonar 'GH VIP7'

La que peor lleva los choques con Castejón es, sin duda, Alba Carrillo. La modelo ha roto ha llorar alguna vez en el confesionario tras discutir con el cantante, y se ha planteado abandonar. “Están premiando a la persona que nos está fastidiando la convivencia y nos está haciendo daño, no lo entiendo la verdad”, decía entre lágrimas cuando descubría el apoyo con el que cuenta Castejón fuera de la casa. “Empalma una bronca con otra y así no podemos seguir porque la situación ya es muy insostenible”, se lamentaba.

Alba es experta en amenazar con abandonar; en Supervivientes hizo un gran papelón que llevó a Jorge Javier a pedirle, casi de rodillas, que no abandonase. En esta ocasión, el programa le ha puesto un equipo de psicólogos a su disposición, y además, ha encontrado un gran apoyo en Antonio David Flores, que la animó el pasado domingo a no hablar más de Hugo. “No se te puede ir de las manos. Nosotros tenemos fuera cosas, no hables más de eso. Cuanto más se habla, más se comenta”, le dijo, animándola a no tirar la toalla.

Amor, la concursante que amenazó con irse al día siguiente (y se fue esa misma noche)

Estas retahílas de amenazas de abandono nos demuestra que el programa tiene poco mano dura con los concursantes, que a veces parece que solo dicen que se quieren ir para que alguien les diga que no, que deben continuar en el juego.

De hecho, el caso de Mila Ximénez es curioso, ya que en la primera noche amenazó con irse a la mañana siguiente. Hace casi doce años, allá por noviembre de 2007, eso mismo ocurría en la novena edición, cuando Amor Romeira regresó repescada a la casa de GH9.

Telecinco no es capaz de echar por la puerta de atrás a Mila o Alba

La canaria salió nominada tal y como entró por la puerta, y en un ataque de altivez, se fue al confesionario a las tres de la mañana a decir que se quería ir voluntariamente al día siguiente, porque “todos los concursantes me caen mal salvo Melania”, su única amiga. Que no estaba ni “cómoda ni contenta” en la casa y que quería partir tras pasar la noche.

La sorpresa fue mayúscula cuando el súper le dijo que de al día siguiente nada: que ya podía hacer las maletas esa misma noche e irse por la puerta de atrás. Claro que a ver quién es el guapo que, en el caso de Gran Hermano VIP 7, echa por la puerta de atrás a dos estrellas de la casa como Alba Carrillo o Mila Ximénez si es que amenazasen con abandonar.