Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

DMAX vuelve a apostar por la ficción con el estreno de 'Crossing Lines'

Redacción
@Bluper
24.08.2016 | 13:15

Con su cambio de nomenclatura, DMAX revoluciona su programación con su nueva apuesta por ficción extranjera apostando por el género dramático tras emitir en nuestro país series sobre hechos y personajes históricos.

El canal estrena en abierto en España la serie Crossing Lines, una coproducción europea y estadounidense protagonizada por William Fitchner y Donald Sutherland, que se convierte en el primer drama de crimen e investigación en ser emitido por la cadena.

En ocasiones, los criminales no solo se saltan las reglas, también traspasan las fronteras. Para hacer frente a esta amenaza, es necesario un equipo de élite capaz de seguir el rastro de los delincuentes más escurridizos. Muy pronto, esta unidad especial de la Policía especializada en Justicia Internacional aterriza en DMAX de la mano de Crossing Lines, la ficción la que el canal comienza una apuesta por la ficción internacional.

Un reparto de lujo encabezado por William Fichtner (Crash), Donald Sutherland (Los pilares de la Tierra), Elizabeth Mitchell (Perdidos) y Tom Wlaschiha (Juego de Tronos), y grandes dosis de acción, suspense y tramas de actualidad, convierten a Crossing Lines en la ficción idónea para inaugurar esta nueva etapa de DMAX, que en septiembre se reinventará no solo por fuera con un nuevo logo e identidad gráfica, sino también en materia de contenidos.

Esta coproducción británica, alemana, italiana y estadounidense consta de tres temporadas rodadas en distintos puntos de la geografía europea como París, Niza, Praga, Berlín y Viena. Crossing Lines sigue el trabajo de un equipo de élite de la policía de la Corte Penal Internacional que persigue a delincuentes que cometen sus crímenes en diferentes países de Europa, burlando sus fronteras y borrando cualquier rastro. Una especie de FBI internacional compuesto por un especialista antimafia recién llegado de Italia, un especialista en tecnología alemán, una analista francesa, un experto en armas y tácticas de Irlanda del Norte y un ex-policía estadounidense con problemas de adicción a la morfina.

De forma paralela a las tramas de acción, la serie narra también la historia de redención de Carl Hickman (William Fichtner), un expolicía de Nueva York caído en desgracia tras ser expulsado del cuerpo y que trabaja como basurero de un parque de atracciones de los Países Bajos, donde vive en una caravana. Será entonces cuando el detective Louis Daniel (Marc Lavoine), líder de esta nueva unidad de vigilancia de fronteras promovida por el miembro de la Corte Penal Internacional Michael Dorn (Donald Sutherland), aparece en la vida de Hickman para ofrecerle un puesto en su grupo de delitos especiales que tendrá que enfrentarse a múltiples tramas burocráticas, culturales y jurisdiccionales para poder hacer su trabajo.