Cabeceras especiales

Cabecera

OPINIÓN

Malaka, el arriesgadísimo 'True Detective' malagueño de La 1

Rara vez TVE ha apostado por una serie de televisión con un ritmo tan pausado, más propio de la televisión de pago

Juan M. Fdez
@juanmafdez
03.09.2019 | 10:31

En medio del profundo cambio que está viviendo la ficción marcado por los nuevos consumos debido la fuerte irrupción de las plataformas, tanto las televisiones públicas como las privadas están obligadas a encontrar su lugar para sobrevivir no en el futuro, sino en el presente.

En este sentido, dado que una televisión pública debe medirse por otros baremos que no sean solo los datos de audiencia, a TVE siempre se le ha exigido un mayor riesgo que a las privadas. Riesgos que en los últimos tiempos parecía no haber asumido.

No sucede así con Malaka, sin ninguna duda su apuesta más arriesgada de los últimos años. Y es que rara vez TVE ha apostado por una serie de televisión con un ritmo tan pausado, más propio del cine de festivales, o de la televisión de pago.

Tal y como hemos podido ver en el FesTVal de Vitoria, donde TVE ha mostrado sus dos primeros capítulos a la prensa, Malaka no es una serie para el espectador medio de TVE. Tampoco de Antena 3, Telecinco, o incluso Movistar. Es una serie completamente antónima a La caza. Monteperdido, que era mucho más facilona y 'clásica'.

'Malaka es una serie de silencios, de pausas, de confusiones

Malaka es una serie de silencios, de pausas, de confusiones. Una serie donde es difícil adivinar su trama ya que durante el primer capítulo va deslizándose por una capa inferior que no termina de salir a flote hasta el último momento.

Tampoco es una serie donde nos vayan presentando a los personajes sino que poco a poco y, circunstancia a circunstancia, se van presentando ellos solos. De ahí, como decimos, esa confusión constante a lo largo del primer capítulo. Eso sí, se intuyen que son unos personajes que contarán con un gran y rico arco dramático. 

Todo empieza a rodar y tomar 'ritmo' en su segundo episodio, donde empezamos a intuir que se van empezando a encajar unas piezas que formarán un puzzle perfecto en la totalidad de sus ocho episodios.

La serie comienza a rodar a partir de su segundo episodio

Ahí está el riesgo de la ficción. Aquel que no entre en sus primeros e incluso segundos compases, difícilmente decidirá embarcarse en este thriller dada la desorbitada oferta en ficción que existe en la actualidad.

Salvando muy mucho las distancias, con Malaka sucede algo así como con House of Cards, Mindhunter o Breaking Bad, en las que te costaba entrar en su primer episodio, pero que se convirtieron en joyas tras ver su totalidad. 

Sobra destacar el impresionante trabajo interpretativo de Salva Reina, Maggie Civantos, Vicente Romero y la imprescindible Laura Baena Torres, a quien conocimos en Vis a Vis como Antonia y que aquí personifica los bajos fondos de Málaga con una notable excelencia.

Tampoco olvidar la sobresaliente dirección a manos de Marc Vigil en el primer capítulo y de Chiqui Carabante en el segundo, y la excelente calidad en producción y fotografía. 

Sea como fuere y, a falta de ver el recibimiento con el que cuenta la ficción, es de agradecer que la televisión pública haya decidido tomar por fin un riesgo verdadero. La 1 puede y debe hacer una de estas series al año, ser banco de pruebas y trampolín de nuevos creadores. Siempre será mejor una Malaka que cuatro iFamilys.