Cabeceras especiales

Cabecera

CRÍTICA

Crítica: 'Fugitiva' se queda en papel mojado: un buen guión que no ha sabido adaptarse

Analizamos el primer episodio de la nueva serie de TVE protagonizada por Paz Vega.

Paz Vega en 'Fugitiva'
Paz Vega en 'Fugitiva'
Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
03.04.2018 | 12:59

El arranque de Fugitiva no puede ser mejor. La serie tiene un comienzo que da a entender que por delante queda una serie de acción que le concederá al espectador una nueva historia en la que esconderse. El inicio de la nueva serie de TVE acelera y sabe meter en la trama. Es una pena que todo se pinche y se desinfle después. 

El argumento de la ficción tiene una premisa muy buena. De hecho, es uno de los proyectos más ambiciosos de la televisión pública. Hay que valorar el intento de hacer una producción distinta a lo que se está haciendo en estos momentos. Sin embargo, Fugitiva tiene un guión muy bueno que después no se ha sabido trasladar a la pequeña pantalla en forma de episodio. 

El primer episodio de la serie tiene un serio problema de dirección. Y es que, más allá de esa escena inicial, la ficción rezuma en ocasiones un tufo a serie de los 90 que la alejan por completo de recientes thrillers que hemos visto en televisión. Y eso por no hablar de una fotografía bastante descuidada por momentos con unos cromas propios de otras épocas.

Otro de los grandes problemas de la serie es la propia Paz Vega, a quien cuesta creérsela en su papel de madre luchadora. Tampoco ayuda su acento, a medio camino entre español y mexicano. Además, la actriz se obliga a utilizar un acento neutro, olvidando sus raíces andaluces, que complica la credibilidad de la serie. Siendo ella el epicentro de la trama y la que protagoniza la mayoría de las escenas, la ficción pierde crédito a cada paso que da.

Este primer episodio de Fugitiva es introductorio. Cuesta creer, tal y como ha dicho su equipo, que esta serie esté pensada para varias temporadas. Tal vez ese sea el problema, que es una trama que no va encaminada hacia un final y se pierde por el camino en nimiedades que a pocos interesan, llegando incluso a acudir al humor en medio de una escena de acción. 

Parece más una TV Movie de un domingo por la tarde que la gran apuesta de la temporada de TVE

Fugitiva tiene un trasfondo de serie que exigía un gran presupuesto pero que, tras quedarse a medio gas, parece más una TV Movie de un domingo por la tarde que la gran apuesta de la temporada de TVE. Y es que la cadena debería haberse dado cuenta desde el primero momento que este piloto no funciona. Y mucho menos la peluca de Paz Vega de la que ningún mortal puede apartar la mirada.

Está claro que Fugitiva no es lo peor que ha hecho TVE. Sin embargo, la pública había sabido dejar atrás los renglones familiares para adaptarse a los nuevos géneros y las nuevas historias. Prueba de ello era este guión, perfecto para el alegato feminista que recorre las calles en estos momentos. Por eso da tanta rabia que el producto final no funcione como es debido y todo haya quedado en un petardo mojado al que ya es imposible encender la mecha.