Cabeceras especiales

Cabecera

CRÍTICA

Crítica: 'Élite' es el placer culpable que necesitábamos

Este viernes se arranca la nueva serie original de Netflix en España.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
05.10.2018 | 09:30

De Élite se podían esperar dos cosas: que fuese el mayor tropezón de Netflix en mucho tiempo o que fuese el gran éxito de la temporada. Parecía que no había medias tintas con este proyecto. Y, finalmente, así ha sido. Élite es las dos cosas, un todo o una nada. No es la mejor serie del año y, sin embargo, es la serie que necesitábamos ver.

Tal vez con eso ya bastante para saber lo que es Élite y lo que se van a encontrar los espectadores, pero no está bien publicar algo con un párrafo. Por eso les tengo que contar más cosas de esta serie, la segunda serie original de Netflix en España. 

Élite es una serie adolescente, para los amantes de Gossip Girl y Pequeñas mentirosas. Aquí no nos intentan vender una serie de esas que dicen que está protagonizada por adolescentes pero que no va sobre vidas adolescentes. Élite no nos engaña en ningún momento ni pretende hacerlo. El ir y venir de desnudos masculinos dejan muy claro al público que se intentan ganar.

Tiene todos los ingredientes metidos en la cazuela para que el próximo año sólo estemos hablamos de la vida de estos jóvenes actores.

Y por eso Élite es perfecta para triunfar. Tiene todos los ingredientes metidos en la cazuela para que el próximo año sólo estemos hablamos de la vida de estos jóvenes actores. Y ya sabemos la destreza que tiene Netflix para viralizar todos sus contenidos. Si Por 13 razones lo hizo, ¿por qué Élite no?

La ficción es una mezcla de thriller (algo muy malo ha pasado) con un drama adolescente. Tiene todos los tópicos de la antes citada Gossip Girl: colegio de pijos en el que entran nuevos estudiantes que no pertenecen a la cúpula social y que terminan sucumbiendo al amor entre clases. Un clásico. Una flecha en la diana. 

Pero con Netflix hay que tener cuidado con el atragantamiento. Y es que es una serie hecha por y para maratonear. Puedes caer en la tentación de ver los ocho episodios de esta primera temporada de golpe. Y eso hará que a Netflix se le acumulen los titulares en un fin de semana 

Respecto a los actores, todos tienen un rol perfectamente definido desde el arranque de la serie. Chulo de instituto, inocente de barrio. No innova y tampoco han querido hacerlo. Élite ha cogido a tres jóvenes actores del éxito La casa de papel para que repitan con papeles bastante parecidos. Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Jaime Lorente, María Pedraza y Miguel Herrán forman un trío inquebrantable en este proyecto que ya pone a la serie en el mapa. Cabe destacar el papel de Danna Paola, que promete convertirse en todo un fenómeno.

Élite no se llevará premios. Seguramente, su estantería se quede vacía con el paso de los años. Sin embargo, es de esas series que hace que las arcas de una empresa se llenen de dinero para que después vengan otros a hacer series que ven cuatro gatos. Élite es de esas series que mantienen estable el sistema.