Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

Cómo trató ‘GH 1’ el tema de prostitución (y cómo lo hace ‘La casa fuerte’)

Fani en 'La casa fuerte'
Fani en 'La casa fuerte'
Mike Medianoche
@mikemedianoche
05.07.2020 | 08:00

Fani Carbajo, concursante de La casa fuerte, está siendo una de las protagonistas de la edición. Y no por su forma de concursar, sino por todo lo que se está diciendo de ella fuera de la casa. Y es que, según su tía, años atrás Fani trabajó como ‘Pretty Woman’, un eufemismo para hablar de la prostitución.

En Telecinco parecen haberse frotado las manos con esta información, de la que se habla en todos los programas. En Viva la vida apareció Rubén, seductor de La isla de las tentaciones, que defendió a Fani y se quejó de que a él le acusaron de lo mismo. En El programa de Ana Rosa, Lecquio blanquea la prostitución diciendo que “es evidente que hay esclavitud y cosas horribles”, pero aplaude que “hay un gran porcentaje de personas que hacen de manera voluntaria” como sería Fani y que eso le da “normalidad” a la profesión. Mientras, en Sálvame, pasan tías y demás conocidas de Estefanía para comentar el caso. 

No hay programa en el que no se hable del posible pasado 'Pretty Woman' de Fani

El culmen de todo esto llegó en la gala de La casa fuerte del 25 de junio, que se centró en gran medida en este asunto. La organización apartaba a la concursante del resto de compañeros para mostrarle los vídeos en los que su tía, otros familiares y colaboradores de la cadena aseguraban que había ejercido la prostitución.

“Por supuesto que me reunía con hombres, porque trabajada de comercial de alarmas, quedaba con hombres y mujeres muchas veces por la noche, porque no podían quedar por la mañana” se justificaba Fani. “Si yo he tenido que robar para dar de comer a mi hijo porque su padre lo he hecho, y no se me cae la cara de vergüenza, pero nunca me he prostituido. Lo van a tener que demostrar, lo voy a poner en manos de mi abogado”, sentenciaba. A pesar de esas amenazas, Mediaset ha seguido hablando del tema, sin miedo a represalias, y aportando nuevos testimonios.

María José Galera con Mercedes Milá en 'Gran Hermano'

Cuando la prostitución azotó a ‘GH 1’

Fani no es en absoluto la primera concursante de un reality a la que se vincula la universo de la prostitución. Por ejemplo, Malena Gracia, de Hotel Glam y Supervivientes, aseguró en Sálvame que siempre ha recibido propuestas para prostituirse, pero que sólo llegó a hacerlo en dos ocasiones y por necesidad, debido a los vaivenes del mundo artístico, en el que en unas ocasiones te sobra el dinero y en otras estás abajo. E Igor, de GH 14, fue imputado por estafa cuando ejercía la prostitución, ya que utilizó la tarjeta de crédito de una clienta, por solo citar un par de ejemplos.

Sin embargo, ninguna edición estuvo tan relacionada con el mundo de la prostitución como la primera de Gran Hermano. Como muchos recordarán, allá en 2000, la primera expulsada fue la sevillana María José Galera, a la que Interviú vinculó con esta profesión poco después de su salida.

Lejos de negarlo, la sevillana se armó de valor y pidió que le dejasen contar toda la verdad durante una de las galas de los jueves. “Hay momentos en la vida que son muy difíciles, que te ponen entre la espada y la pared. Y hubo un momento de mi vida que lo pasé muy mal, económicamente, que me vi atrapada en qué hacía… Es que estoy un poco nerviosa” decía María José Galera a Mercedes Milá. “Tuve que hacer cosas que en ese momento no pensaba”, continuó. Aseguró que lo hizo “por su familia” y que ese momento “se enterró” tiempo antes de entrar en Gran Hermano. “Soy una mujer nueva con un futuro por delante muy bueno”, vaticinó. “Tienes una oportunidad grande para borrar y volver a empezar” le animaba la Milá.

La Galera además señaló que cuando salió de la casa una revista (que se entendía que era Interviú) le ofreció diez millones de pesetas (60.000 euros) por un top less y mantener esa información enterrada; ella lo rechazó, y le duplicaron la oferta por un desnudo integral, algo que también rechazó. Y que por esas negativas salió publicada la información.

María José estaba acompañada por su novio Jorge Berrocal, compañero de concurso, que no le soltaba la mano. Mercedes Milá quiso saber qué opinaba el zaragozano sobre esta información. “Yo estoy enamorado de María José, en la globalidad, y no puedo juzgarla. No puedo diseccionarla, de antes y de ahora”, dijo él.

El mismo día que María José afirmaba haber sido prostituta entraba en la casa Mónica Ruiz

Casualidades de la vida, el mismo día que Galera hablaba de todo este pasado en el plató entró a la casa de Soto del Real (donde se grababa el programa antes de trasladarse a Guadalix) una nueva concursante reserva, Mónica Ruiz.

Mónica duró 12 días dentro del concurso, y salió por la puerta de atrás de forma voluntaria después de que de nuevo Interviú y también la revista Tiempo la relacionasen con el mundo del alterne; al parecer, trabajó tres años en la noche, llevando una doble vida.

La productora decidió comunicarle a Mónica la información que había salido, y ella, entre lágrimas, optó por abandonar. En aquel entonces se publicó en prensa que si hubiese decidido continuar el concurso, Telecinco y Zeppelin la hubieran expulsado por haber engañado al programa, por haber ocultado aquella información, después de la repercusión que había tenido el caso de María José. Ella misma terminó confesando que mintió cuando le hicieron el casting..

'La casa fuerte' adolece de la diplomacia que tenía Mercedes Milá

Es interesante recordar que en aquella edición primigenia de GH a los concursantes no se les daba ninguna información del exterior salvo que fuese esencial (enfermedades familiares, por ejemplo), ni se enseñaban vídeos de lo que se comentaban en los programas, tal como ocurre ahora en casi todos los realities. Y que el tema de la prostitución de María José se trató sin morbo, sin risas, sin especulaciones gratuitas y sin testimonios adicionales que echasen leña al fuego. Ahora, sin embargo, con el tema de Fani el asunto se exprime al máximo, y adolece de aquella diplomacia que tenía Mercedes Milá para abordar el tema.