Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

Cómo ‘OT 2020’ demuestra que hay que seguir dando visibilidad LGBTIQ+ en televisión

Jesús dijo le daba “asco” ver a sus compañeros maquillados y travestidos

Noemí Galera, durante su tutoría con Jesús en 'OT 2020'
Noemí Galera, durante su tutoría con Jesús en 'OT 2020'
Mike Medianoche
@mikemedianoche
26.01.2020 | 13:00

La edición de Operación Triunfo 2017 enamoró a la audiencia por sus mensajes transversales de apoyo al feminismo y a las personas LGTIBQ+. Desde Alfred corrigiendo a Mimi por decirle “nenaza” a Marina besándose con su novio transexual en prime time. 

Aquel año también los espectadores comprobaron que había muchos prejuicios por los que luchar. Por ejemplo, cuando Raoul tuvo reparos de cerrar una actuación dando un beso en los labios a su compañero Agoney. Entonces Los Javis, los profesores de interpretación, tuvieron que recordar que es solo un papel; que si se pide un beso entre personas del mismo sexo parece que se monta un drama o causa vergüenza, mientras que si lo hacen un hombre y una mujer no pasa nada.

Aquel beso de Agoney y Raoul mientras cantaban ‘Con las manos vacías’ hizo mucho bien; en cada concierto, los jóvenes volvían a unir sus labios, y el público lo agradecía, porque les ayudaba ver a dos chicos jóvenes y de éxito besarse. De hecho, en las redes sociales muchos jóvenes salieron del armario gracias a ese beso, casto y puro, acorde con la canción.

El beso de Agoney y Raoul ayudó a muchos jóvenes a salir del armario

Sin embargo, en OT 2020. a pesar de tener concursantes homosexuales visibles como Eli, se ha dado un paso atrás por los comentarios de uno de sus concursantes, Jesús, que habla alegremente de cómo le da “asco” ver a hombres maquillados o travestidos. Que sus compañeros debían tener cuidado porque “se les veía el plumero”. Que “el único macho” de la academia era él.

Paco Tomás entra a dar una charla a los concursantes

Jesús ya había dejado antes algunas perlas en las que intentaba dejar patente su masculinidad de manual; por ejemplo, eso de“¿Cómo voy a hacer twerking, si soy un tío?”. El público pronto le echó la cruz, en las redes sociales le lanzaron mensajes de odio, e incluso, el joven ha tenido desactivada por unos días su cuenta de Instagram.

Para poner remedio a esa actitud, la organización de Operación Triunfo 2020 ha puesto toda la carne en el asador. Noemí Galera tuvo una tutoría con él, y hablaron del tema lo sucedido días antes.

“Me vas a decir que fue sin mala intención, pero lo que percibo es una persona que le está diciendo a un hombre que se está pintando que qué asco” le dijo la directora de la academia. Jesús se justificó, diciendo que estaba componiendo y que ese momento le desconcentró. Señaló que lo del asco es porque Rafa, al que se lo dijo, es su amigo, que era “coña”. Que él “respeta a cualquier colectivo”, y que se disfraza de mujer y se pone peluca.

Ponerse un disfraz tampoco es respetar a un colectivo” le señaló la directora, que le recordó que “la gente está viendo una parte de ti que no es bonita” y que eso puede ir en su contra si quiere vender discos.

Este sábado, además, los alumnos tuvieron una clase de diversidad afectivo-sexual con el periodista Paco Tomás. “Los roles y expresiones de género establecen cómo nos mostramos a los demás, cómo queremos que nos vean. Cómo tienes que ser porque eres hombre o ser mujer. Son ideas preconcebidas que hay que desmontar. ¿Dónde está escrito que un hombre no puede llevar falda?” les decía el director y presentador del programa Wisteria Lane de Radio 5, centrado en la actualidad LGTIBQ+.

Paco Tomás ensalzó a Bowie o Tino Casal por romper roles de género

Tomás expuso algo que todos deberían tener claro. Que el maquillaje o el abanico (igual que la falda o el tacón) no es patrimonio exclusivo de hombre o de mujeres. Que hay que tener cuidado con lo que se dice en televisión, porque “cualquier comentario que hagáis que pueda ser interpretado como negativo provoca que yo en casa vuelva a tener miedo y, peor aún, que alguien pueda sentirse legitimado para insultar y agredir”. Que no es cuestión de ser homosexual, bisexual o transexual, sino de tener empatía. De pensar que “podéis ayudar a mucha gente”. Y que las bromas pueden dejar de serlo si la otra parte no se ríe, porque “la broma es un código”.

En ese sentido, Jesús reflexionó sobre cómo "puede pasar que hagas una broma y puede parecer que no sea una broma. Y es porque tienes clarísimo que cada uno es como es y puede hacer con su vida lo que le dé la gana. No nos damos cuenta del peso que tienen esas palabras". 

Además, Paco Tomás ensalzó a artistas que fueron capaces de romper roles de género, desde David Bowie, Boy George, Annie Lennox o Tino Casal a otros artistas más contemporáneos, como Puto Chino Maricón.

Los Javis, durante una clase de 'OT 2018'

Los Javis, durante una clase de 'OT 2018'

Esto no hubiera pasado con Los Javis (ni con Itziar)

Esa misma noche, tras el discurso de Paco Tomás, se celebraban en Málaga los premios Goya, y entre otros, vimos a dos actores y directores muy vinculados a Operación Triunfo: Javier Calvo y Javier Ambrossi, que fueron profesores de interpretación en el formato.

Ambos desfilaron por la alfombra roja y se subieron al escenario a presentar un premio (con interrupción de una espontánea incluida) con los ojos muy maquillados. Muchos han interpretado en este gesto un guiño al concurso. Una forma de normalizar el maquillaje en hombres y mujeres, ya sea en un escenario, en una alfombra roja, o en el día a día.

Los Javis acudieron maquillados a los Goya

Posiblemente, si Los Javis siguiesen en el formato, Jesús no habría dicho eso de “qué asco” al ver a un hombre travestido, ni siquiera en broma, porque para ellos la diversidad no es un asunto para hacer sorna.

Tampoco si hubiese seguido Itziar Castro, que fue profesora de OT 2018 durante sus primeras semanas. Muy recordado fue el día que habló de la canción grupal ‘I am what i am’ de Gloria Gaynor y explicó que en la vida mucha gente te ataca porque sí, porque “yo tampoco me meto con nadie, pero me llaman gorda y me insultan. Por ser feminista, por ser lesbiana, por ser diferente. Así es la vida”.

Por qué es difícil imaginar a Jesús en ‘Tu cara me suena’

La actitud de Jesús defendiendo su masculinidad (algo que Rafa definió como ser “heterobásico”) ha generado multitud de comentarios en las redes sociales, donde el muchacho no es de los más queridos.

No sabemos qué será de Jesús cuando salga de la academia. Si tendrá una carrera musical prometedora como alguno de sus compañeros de otros años, si pronto pasará al olvido, o si, como otros triunfitos, probará suerte en nuevos concursos musicales.

Otros triunfitos han pasado por el programa, en el que frecuentemente se traviste a los concursantes

Por ejemplo, por La Voz hemos visto pasar a exconcursantes de OT como Samuel Cuenda, Noelia Cano o Jorge González. Jorge ahora mismo está en Tu cara me suena, formato que también ha tenido como concursantes a muchos artistas conocidos gracias a OT como Mimi, Soraya Arnelas, Rosa López, Fran Dieli, Lorena Gómez o Jorge y Nerea en esta edición.

Sin embargo, dado que a Jesús eso de travestirse parece que le da asco, es difícil imaginarlo delante del pulsador, vaya que le salga como personaje Ariana Grande o Raffaella Carrá. En ese sentido, cabe destacar las palabras que dijo Cristóbal Garrido cuando ganó la primera gala de Tu cara no me suena todavía imitando a Olga Guillot, cuando quiso dar las gracias porque TCMS “es un programa en el que habéis comenzado a travestir a los hombres, viéndolo con naturalidad” destacando cómo mucha gente se dedica, como él, al transformismo, y parece que esa disciplina “siempre queda detrás del teatro o de la música”.