Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

¡Cómo le cuesta a Disney apostar por la diversidad LGBTIQ+!

‘Andi Mack’ se despide para siempre justo cuando iba a nacer su primera pareja gay

Mike Medianoche
@mikemedianoche
09.08.2019 | 08:10

La factoría Disney sigue apostando por la visbilidad LGBTIQ+ en sus ficciones, aunque con paso lento. Hace un par de semanas se despedía la ficción Andi Mack, que ha roto moldes por ser la primera en incluir a un personaje protagonista homosexual, Cyrus, interpretado por Joshua Rush.Su salida del armario se produzco de manera natural en 2017, cuando reveló a su mejor amiga Andi su orientación con dos simples palabras: “Soy gay”.

En su segunda temporada, Cyrus, de 13 años, descubrirá que le gusta un chico, Jonah Beck (Asher Angel), el mismo por el que su amiga Andi bebe los vientos. En posteriores capítulos, el joven empezará a aceptarse a sí mismo.

Entonces se explicó a la revista Variety que “Andi Mack es una historia de preadolescentes descubriendo quiénes son”, y que “el creador Terri Minsky, el reparto y todo el equipo tiene mucho cuidado en asegurarse que es apropiado para todas las audiencias y que manda un mensaje potente de inclusión y respeto por la humanidad”.

Con el fin de la serie, muchos espectadores han manifestado en las redes lo importante que ha sido el personaje no solo para ello, sino para las generaciones más jóvenes y aplaudían que Disney abriese finalmente las puertas a personajes LGBTIQ+. Eso sí, Disney no se ha pillado los dedos y nos han dejado a Cyrus sin pareja, justo cuando parecía que la chispa iba a surgir entre él y TJ (Luke Mullen), pues se dieron la mano de manera cariñosa mientras se miraban a los ojos, sonriendo.

Cómo Disney necesita apostar por la diversidad

Para tratar el tema de la salida del armario de Cyrus de la mejor manera, los creadores charlaron con varias asociaciones LGBTI+ de Estados Unidos. “La televisión refleja la vida del mundo real y hoy eso incluye jóvenes LGBTQ que merecen ver sus vidas representadas en sus series favoritas”, explicó entonces Sarah Kate Ellis, presidenta y CEO de GLAAD, la Alianza Gay y Lésbica contra la difamación, que ha vivido de cerca la gestación de esta trama.

Sin embargo, falta mucho camino por andar todavía, y es necesario que Cyrys solo sea el comienzo de la futura inclusión de personajes homosexuales, bisexuales, transexuales o intersexuales por parte de la compañía del tío Walt. Hasta ahora, Disney había incluido personajes no heterosexuales con cuentagotas, por ejemplo, en la serie animada Doctora Juguetes y en la de acción real ¡Buena Suerte, Charlie!. En sus películas vimos dos mamás paseando un bebé en Buscando a Dory, y LeFou baila con un hombre en la película de acción real de La Bella y la Bestia, pero hace falta más, que no haya que leer entre línea ni estar atento a un fotograma concreto que haya que pausar para ver a dos hombres o dos mujeres.

En la nueva versión de El Rey León, el personaje de Pumba es doblado, en su versión original, por Billy Eichner, actor abiertamente homosexual. Al respecto, ha afirmado: “Me gustaría ver personajes gays que no sean un misterio, alejarse de esos debates y simplemente crear personajes abiertamente gays en programas infantiles y en el entretenimiento familiar”.

Los chicos Disney que salieron del armario

Con el final de Andi Mack, el actor Joshua Rush habló abiertamente sobre su sexualidad por primera vez públicamentey les dijo a los fanáticos que se identifica como un "hombre bisexual orgulloso". Su manifestación pública no ha sido más que una forma de agradecer a los fans los mensajes que le han hecho llegar, pues muchos le escribían para decir que su personaje Cyrus les ha dado el valor para vivir su identidad sexual sin complejos.

Muchos jóvenes aceptaron su homosexualidad gracias a Cyrus

Antes que Rush, otros chicos Disney salieron del armario, como Miley Cyrus, abiertamente bisexual y que en su día felicitó a Disney por “por dar este paso hacia la luz a esta generación” con la inclusión de las dos mamás en ¡Buena suerte, Charlie!.

También habló de su orientación como lesbiana Raven Symoné, estrella de la serie It’s so Raven, que confesó que lo pasó mal por ser una estrella Disney. “Nunca pensé que saldría del armario porque mi vida personal no importaba, no era lo que se esperaba de la marca «Raven-Symoné». Tendré un marido y amigos a mi lado toda la vida, así que seré feliz. Pero aquello no duró mucho, dejó de importarme cuando me enamoré” explicó en 2016. También se puede mencionar a Garret Clayton, uno de los encargados de protagonizar la película Teen Beach de Disney Channel.