Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

Cómo se gestó la esperada entrevista de Pablo Iglesias en 'Un tiempo nuevo'

Pablo Iglesias
Jose Álvarez
@josealvarezc
12.09.2015 | 05:00

En noviembre de 2014, Pablo Iglesias y Un tiempo nuevo se enfrentaban por el plantón de líder de Podemos al programa de Telecinco. Con 48 horas de antelación, el político confirmó su ausencia a pesar de haberse cerrado todo desde hacía semanas.

Desde aquel momento, el programa producido entonces por Mandarina tuvo entre ceja y ceja no solo a Pablo Iglesias sino también a Podemos. Se convirtió en una espinita clavada y tan solo contados representantes del partido se acercaron a su plató, pero nunca su secretario general.

Ahora, Un tiempo nuevo ha cambiado de cadena de Telecinco a Cuatro, de productora de Mandarina a Cuarzo y de presentadora de Sandra Barneda a Silvia Intxaurrondo. Todos estos movimientos han sido clave para que ahora por fin se haya producido el milagro y en tan solo tres semanas Pablo Iglesias haya accedido a ser entrevistado por el programa.

"Estamos en una nueva etapa de Un tiempo nuevo", recuerda Silvia Intxaurrondo en declaraciones a este portal. "Nos ha costado tenerle lo que cualquier otro líder político: hay que cuadrar agendas". En este sentido, la presentadora reconoce que tanto ella como Cuarzo y el equipo son conocidos por los políticos y tienen claro a lo que se enfrentarán. "Saben el tono que tenemos".

Pablo Iglesias ha entendido que, a pesar de tener el mismo título, el programa es completamente distinto

Así, Pablo Iglesias ha entendido que, a pesar de tener el mismo título, el programa es completamente distinto. "No ha costado tenerle porque se acuerden del Un tiempo nuevo anterior. Cuesta simplemente porque requiere una labor de preparación, producción y dirección".

El líder de Podemos se acercó ya la semana pasada a este equipo y pudo comprobar en primer persona que el trato era distinto. Un tiempo nuevo se acercó hasta Paris e hizo una breve conexión para que Silvia Intxaurrondo pudiera hablar con él. "La clave es que se sientan a gusto. Él se sintió a gusto, sabía que era una conexión corta y dijo que sí a venir este sábado a plató".

En ese sentido, la presentadora asegura que no ha habido un esfuerzo especial que no se haga con otros líderes políticos. "El equipo se ha esforzado para conseguir a Pablo Iglesias como se ha esforzado para conseguir a todos los demás que invitamos".

¿El talismán para levantar el vuelo de Un tiempo nuevo?

Pablo Iglesias llega en un momento en que Un tiempo nuevo necesita levantar las audiencias que en sus tres entregas anteriores no han sido especialmente positivas. Ocurre algo similar a lo que pasó con la anterior etapa del programa en Telecinco, cuando se vio que entrevistar al denominado "rey Midas de las audiencias" podría ser el espaldarazo que necesitaban.

Traemos a Pablo Iglesias porque tenemos muchas preguntas que hacerle. Si es el talismán de las audiencias, mucho mejor

Sin embargo, Intxaurrondo afirma que esta no es la razón por la que han decidido traerle a su plató. "Traemos a Pablo Iglesias porque tenemos muchas preguntas que hacerle. Si es el talismán de las audiencias, mucho mejor. Pero queremos que el invitado sea interesante, no que nos vaya a dar una audiencia escandalosa".

En este sentido, la presentadora defiende un formato que "periodísticamente es muy bueno". "Tiene mucha calidad. Vamos a seguir defendiéndolo porque es en lo que creemos".

Un político con interés en todo momento

A pesar de que Pablo Iglesias ha sido entrevistado en infinidad de ocasión en el año y medio en que lleva en la primera línea política, Silvia Intxaurrondo tiene claro que siempre hay muchos temas por los que preguntarle. "Nos dijo el sábado pasado que con Izquierda Unida no iba a tener ningún acuerdo, pero poco a poco hemos ido conociendo cuáles van a ser las líneas rojas. Vamos a intentar que nos matice cómo está Podemos planeando acudir a las elecciones", afirma.

También la identificación de Podemos con Syriza tras todo lo ocurrido en Grecia será parte del debate este sábado y las elecciones catalanas generarán alguna de las preguntas. "Podría tener el papel de muleta de otro partido. Quiero saber qué relación va a tener con Cataluña y cómo va a intentar tender puentes, si va a optar por dejar pasar las cosas o un acercamiento".