Cabeceras especiales

Cabecera

ACTUALIDAD

Cómo Cuatro se adelantó a su tiempo con el desenlace de ‘Perdidos’

Hace diez años, la cadena emitió el final de la serie de J. J. Abrams con media hora de decalaje con respecto a la señal estadounidense, un hito superado hoy por las plataformas

Imagen del Jack Shephard (Matthew Fox) en el episodio final.
Imagen del Jack Shephard (Matthew Fox) en el episodio final.
C. Abel
@Crissabel
23.05.2020 | 13:58

"Solo el que no lo intenta, no se equivoca”, dice el sabio refranero español, pero también es cierto aquello de que “el mundo es de los valientes”, y precisamente arrojo es lo que demostró Cuatro hace una década con su estrategia de emisión del final de Perdidos, pese a que no todo saliera a pedir de boca.

Elena Sánchez y Fernando Jerez apostaron por los derechos de 'Lost' para hacerla brillar en Cuatro después de que TVE la relegará a La 2

Aquella madrugada del 23 del mayo, la cadena privada, que por entonces pertenecía al grupo PRISA y Sogecable, hizo historia adelantándose a su tiempo y haciendo el más difícil todavía: emitir el último episodio con media hora de diferencia con la señal estadounidense, una decisión atrevida, repleta de obstáculos técnicos y con la que se pretendía evitar la huída de millones de seguidores españoles al consumo online.

Fue en marzo de 2009 y durante la emisión de la gala semanal de Fama cuando la cadena anunció la adquisición de los derechos de emisión de la ficción que lanzó al estrellato a J. J. Abrams y que, pese a su popularidad internacional, se había visto relegada a la parrilla de La 2 de TVE desde su desembarco en España.

El sueño de Elena Sánchez, directora general de Contenidos de Cuatro, y de Fernando Jerez, director de Antena por aquel entonces, se hacía realidad. Por fin podrían hacer brillar una serie que, dejando aparte su controvertido final, logró generar un fenómeno fan a nivel global durante más de 120 episodios.

Un año después de la operación, la expectación por el ansiado desenlace era máxima. El consumo en internet no hacía más que crecer y cada vez eran más los seguidores que optaban por seguir los episodios de la sexta entrega sin esperar a la versión doblada del canal español, que se emitía justo una semana después. Un final así merecía echar el resto, ponerle toda la imaginación y generar un evento, La noche perdida, sin precedentes que atrajera la atención de los losties.

Se trataba de una despedida especial, con un episodio de dos horas y media, el doble que lo habitual, en el que los guionistas cerraban la historia que había tenido el corazón en un puño de millones de espectadores a lo largo y ancho del planeta. Saber qué significaban aquellos números, el oso blanco, la trampilla… símbolos todos ellos que necesitaban una respuesta.

FOX y Cuatro convocaron a los seguidores españoles a descubrir las respuestas a todas esas incógnitas casi al mismo tiempo que lo hacían los espectadores estadounidense, tan solo con unos minutos de decalaje para preparar los subtítulos, un riesgo que generó varios fallos y cortes. El más significativo fue la ausencia de los seis primeros minutos del episodio, un error humano por el que su directora general pidió disculpas nada más acabar la emisión.

Fue obvio y justificado el enfado de los acérrimos seguidores, que mostraron su disgusto en foros y redes sociales. Sin embargo, un órdago de ese calibre merecía la pena, por lo menos, intentarlo.