Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

¿Que día se consume más la televisión en diferido en España?

El consumo lineal muestra una tendencia descendente año a año en todos los targets por edad.

'La Caza. Monteperdido' (RTVE)
'La Caza. Monteperdido' (RTVE)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
02.11.2019 | 13:13

En los últimos tiempos es habitual escuchar a profesionales de la industria y, sobre todo creadores de ficción, quejarse de que los datos de audiencia actuales no recogen adecuadamente las nuevas formas de consumo.

Pero, ¿es realmente significativo el consumo en diferido en nuestro país? ¿Cuántos minutos al día consumimos de esta manera? ¿Cuáles son los días de la semana en los que más se consume en diferido? ¿Se hace más en familia o en solitario? 

El consumo en diferido representa el 3% del consumo total de televisión

A estas y otras preguntas ha querido dar respuesta la consultora de audiencias GECA en un informe sobre la evolución del consumo diferido en España que iremos disgregando durante los próximos días en este diario. 

Lo primero que se aprecia es que, mientras el consumo lineal muestra una tendencia descendente año a año en todos los targets por edad, en el caso del consumo en diferido la tendencia que se observa es completamente opuesta.

Si bien en 2019 el consumo en diferido representa solamente un 3% del consumo total de televisión, el tiempo dedicado a esta actividad asciende este año hasta los 7 minutos de media al día por persona frente a los 5 minutos que suponía en 2015. Entre los adultos de 45 a 64 años, el target que más contenido en diferido consume, esta cifra se incrementa hasta los 9 minutos.

Captura-de-pantalla-2019-10-31-a-la-s-18-45-59

Un crecimiento del 20%

La audiencia acumulada del consumo en diferido, es decir, aquella que ha consumido al menos un minuto al mes de contenido fuera de su horario de emisión, ha crecido significativamente desde que Kantar Media comenzó a medir este consumo en febrero de 2015. El aumento ha sido constante año a año, suponiendo en los nueve primeros meses del año 2019 un 20% más que en el mismo periodo de 2017.

El mes con el mayor consumo acumulado del diferido hasta la fecha fue diciembre 2018 (17.913.000), lo que supuso un crecimiento del 18% respecto a diciembre 2017 (15.153.000).

30,8 millones siguen viendo la televisión en lineal; 3,5 en diferido

El hábito de los espectadores es un factor clave en este tipo de consumo, y todo hace indicar que el diferido irá ganando más peso en los próximos años en cierto tipo de contenidos en detrimento del visionado lineal.

El progresivo retraso en la hora de inicio de los contenidos estrella del prime time en las principales cadenas es otro factor que parece estar favoreciendo el consumo en diferido, tal y como ya quedó patente en el primer número del Informe GECA.

De manera diaria, en torno a 3,5 millones de individuos de media han visto al menos un minuto (contactos) de algún contenido en diferido al día durante el año 2019. Esto supone un nuevo récord de contactos desde que se disponen datos de esta actividad. En el periodo que transcurre entre enero y septiembre de 2019 el dato ha aumentado un 6% con respecto al mismo periodo del año 2018 (una media de 3,3 millones de contactos diarios).

A pesar de que el dato de los 3,5 millones de contactos diarios medios del diferido palidece ante los 30,8 millones de que registra la televisión lineal, el aumento constante del diferido da señas de una clara tendencia de los espectadores a ver cada vez más contenidos fuera de su horario de emisión.

Los menores de 45 años

Las diferencias entre el consumo lineal y el diferido en cuanto a sexo son mínimas, siendo las mujeres las que predominan ligeramente en ambos casos.

Las diferencias comienzan a ser más notables en lo que respecta a los targets por edad. Los menores de 45 años acaparan un 48,3% del consumo diferido frente al 41,7% del consumo lineal. En el caso contrario encontramos a los mayores de 65 años, que continúan consumiendo la TV tradicional (24%) mucho más que el diferido (14,7%).

Los menores de 45 años acaparan un 48,3% del consumo diferido

Lo que se extrae claramente de estos datos es que recibir televisión de pago va ligado a un mayor consumo de timeshift. El 91,4% de este tipo de visionado proviene de individuos que recibe en sus casas alguna plataforma de pago. La facilidad tecnológica que aportan los descodifi cadores instalados por las plataformas son determinantes para fomentar este consumo.

Cabe señalar que el mercado de la televisión de pago en España sigue aumentando en 2019 por sexto año consecutivo. La creciente oferta de operadores, unido a la comercialización de paquetes que combinan la televisión con otros servicios como el teléfono e internet y al uso de claves compartidas, ha favorecido que más del 48% de los hogares españoles que ven televisión tengan acceso a operadores de pago en su vivienda habitual.

La popularización de las Smart TV o la implementación de discos duros favorecen el diferido

La implementación en más hogares de descodificadores con disco duro y con la función de los ‘Últimos 7 días’, la popularización de las Smart TV’s y de los dispositivos para reproducir aplicaciones de contenido bajo demanda facilita que los abonados a estas plataformas realicen un mayor consumo en diferido que los que no disponen de estas tecnologías.

Las Comunidades Autónomas que más peso tienen en la audiencia lineal (Andalucía, Cataluña y Madrid) también son las que más consumen diferido, con ciertas diferencias.

Sin embargo, en el reparto del consumo diferido Madrid (18,9%) pasa de ser la tercera comunidad por peso a la primera, mientras que Andalucía (16,5%) y Cataluña (16,2) se quedan inmediatamente detrás. Después de Madrid, Euskadi (6%) es la comunidad que más crece en lo que se refi ere al diferido en comparación a su peso en el consumo lineal.

El consumo diferido se hace de forma más común los domingos

El fin de semana presenta el mayor número de contactos del diferido en todas las franjas excepto en prime time. Parece lógico pensar que la mayor cantidad de consumo de timeshift en fin de semana en diversas franjas se debe al aumento del tiempo de ocio durante esos días. El consumo se hace de forma más común los domingos y va ascendiendo orgánicamente hasta llegar a su punto álgido en prime Time.

Llama la atención el alto dato de audiencia acumulada en diferido que se registra en la franja de prime time de los lunes en 2019. Este hecho se puede achacar al fenómeno Juego de Tronos y su gran éxito, en tanto que esta serie se emitía en lineal en la madrugada del domingo al lunes en Movistar Series y, por lo tanto, su consumo mayoritario parece que se trasladaba a la noche del lunes en diferido.

Otra serie con gran éxito en este formato de consumo en 2019 ha sido La Caza Monteperdido, serie que se ha emitido los lunes en horario de prime time en La 1.

Consumo en pareja

El cambio en el modelo de visionado también trae diferencias en cómo se consumen los contenidos televisivos. La posibilidad de poder elegir cuándo ver un contenido trae consigo que se consuma más en pareja o de manera grupal.

En todos los targets por sexo y edad el consumo individual de contenidos disminuye cuando este es en diferido. En los targets más jóvenes (4-24 años) aumenta el consumo grupal, mientras que en los mayores de 25 lo que más gana es el consumo en pareja.

Cabe señalar que ese mayor consumo en pareja o en grupo que se detecta en el caso del visionado en diferido parece ser extensible a otros tipos de consumos en los que el usuario puede elegir el momento en el que se pone a disfrutar de los contenidos audiovisuales.

En este sentido, el Barómetro OTT elaborado por GECA ya ha puesto de manifiesto que entre los usuarios de este tipo de plataformas (Netflix, Prime Video, HBO y Movistar) también se reduce el porcentaje de consumo en solitario a favor del que se realiza en compañía de otra persona o de la familia. Como puede observarse en el gráfi co adjunto, en el caso de las OTTs el porcentaje de visionado grupal es todavía más notable.