Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

La carta de las teles a los Reyes: acabar con la jungla sin control de las plataformas

Redoblarán esfuerzos para que el nuevo Gobierno acabe con las asimetrías entre operadores

Imagen de 'La casa de papel' (Netflix)
Imagen de 'La casa de papel' (Netflix)
Juan M. Fdez
@juanmafdez
06.01.2020 | 08:29

2019 se cerraba con un vídeo en redes sociales que venía a demostrar la fortaleza y liderazgo del modelo de televisión en abierto a pesar de la insistencia de algunos por hablar del apocalipsis de la televisión generalista.

En dicho vídeo, Netflix aprovechaba la expectación creada en torno al vestido de Cristina Pedroche en las Campanadas de Antena 3 para realizar un vídeo con ella en el que promocionaba su nueva serie El Vecino. 

La audiencia sigue de forma abrumadora la oferta de las teles tradicionales

Es decir, una plataforma de pago recurría una vez más a la televisión en abierto para promocionarse porque es consciente de que, en términos de cobertura y eficacia publicitaria, no hay nada como ésta.

Y así lo demuestran los datos de Kantar Media y Comscore. En el mes de octubre 2019, Internet alcanzó 31,4 millones de visitantes únicos, es decir, el 81,8% de la población de 18 y más años navegó por Internet en algún momento. En el caso de la televisión, la audiencia acumulada en el mes ascendió a 36,7 millones, con una cobertura del 95,4% de la población de España en este target.

Asimismo, a pesar del aumento de la competencia, la audiencia ha seguido prefiriendo de forma abrumadora la oferta de las cadenas tradiciones lineales, que han concentrado un 89,5% del tiempo dedicado a ver televisión.

Los retos para 2020

No obstante, a pesar de ello, las consultoras de audiencias alertan de los problemas a los que se enfrenta la televisión en abierto en 2020 en medio de las grandes transformaciones del modelo de negocio del ecosistema audiovisual.

Y es que, aunque si bien es cierto que la inversión de publicidad en televisión continúa siendo el primer medio-soporte para marcas y anunciantes, ésta ha vuelto a descender por tercer año consecutivo situándose al mismo nivel de facturación de 2015, unos 2.000 millones de euros.

Las nuevos operadores tienen una escasa contribución a la economía nacional

Las televisiones son conscientes de ello y, desde hace ya algún tiempo, trabajan en un reinvención con el fin de mantener su posición de dominio como medio de comunicación de mayor audiencia para los españoles. De hecho, este mismo año se han lanzado a la televisión de pago con sus propias plataformas de pago y continúan apostando por la diversificación.

No obstante, desde UTECA, la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (UTECA) siguen alertando de las desigualdades que existen en materia legislativa. Y es que, mientras la televisión lineal "vive sujeta a un marco regulatorio exhaustivo y puntilloso, con fuertes obligaciones", las nuevas plataformas desarrollan su actividad en una "jungla legal, con limitados o nulos controles y obligaciones y con escasa contribución a la economía nacional".

Por todo ello, este año centrarán todos sus esfuerzos en lograr que la nueva ley que salga de la necesaria trasposición de la Directiva de Servicios Audiovisuales, acabe con las asimetrías regulatorias entre los operadores tradicionales y los nuevos que operan únicamente a través de internet. 

“Las televisiones en abierto nos encontramos con unos nuevos competidores -entre los que se encuentran las grandes plataformas de intercambio de video-  sin apenas regulación en materia publicitaria y de protección al menor, con un pago testimonial de impuestos en el país de destino de su negocio y que carecen de la obligación de invertir en producción europea y española”, resaltan.

Sólo 45.000 euros de impuestos

De hecho, como ya publicamos, Netflix sólo pagó 3.146 euros en concepto de impuesto de sociedades en su primer ejercicio fiscal en España en 2018, mientras que HBO sólo pagó 45.000 euros en impuestos de sociedades.

De momento, según se ha publicado, el objetivo de Hacienda es que estas nuevas plataformas aporten el 5% de sus ingresos operativos para financiar el cine europeo y el 3% de sus ingresos brutos para financiar RTVE, como así hacen ya los players tradicionales.

"Una conocida plataforma digital pagó en España 3.146 euros en concepto de Impuesto de Sociedades. No es la única. Esto no solo resulta insostenible, sino que atenta contra los más elementales principios de responsabilidad y de justicia fiscal", dijo en junio el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su discurso de investidura.