Cabeceras especiales

Cabecera

REPORTAJE

Cuando Latre se disfrazó de Franco y “reabrió enfrentamientos” en España

El cómico imitó al dictador ante Carmen Martínez Bordiú, que acabó enfadada

Mike Medianoche
@mikemedianoche
09.09.2018 | 09:10

Los debates sobre los límites del humor están a la orden del día, con casos como el de Rober Bodegas y las amenazas recibidas por hacer chistes de gitanos, o los sketches que están haciendo en El Intermedio sobre Francisco Franco. En concreto, en el programa de El Gran Wyoming se recreó una exhumación del cadáver del dictador con un muñeco que acabó decapitado días después. Unos gags que han enervado a la Fundación Francisco Franco, la cual ha afirmado que demandarán a Wyoming por ello.

Este viernes, en Aruscity, en laSexta, el equipo del programa ha querido defender a sus compañeros, y han recordado que Franco ha sido un personaje muy imitado, desde el propio Alfonso Arús hasta Carmen de Mairena, en sketches que a saber qué reacción levantarían en el día de hoy.

Y no solo eso, también rescataron imágenes de archivo de Antena 3 del día de octubre de 2009 en el que Carlos Latre, en DEC, se metió en la piel de Francisco Franco para hacer un número en el que tenía que interactuar con la invitada, Carmen Martínez Bordiú. 

Una imitación que, de tener lugar hoy, se habría convertido en Trending Topic en cuestión de minutos, las imágenes se habrían hecho virales y habría una orda de gente a favor y en contra de la misma.

El enfado de Bordiú

En aquella emisión, el primer invitado de DEC iba a ser Rafael Amargo, quien iba a hablar de sus escarceos sexuales con Jesús Mariñas, pero al enterarse de que el periodista estaba en el plató puso pies en polvorosa y dejó al programa plantado.

Así, Carmen Martínez Bordiú, otra de las invitadas, rellenó un mayor hueco del que estaba previsto con una entrevista en la que habló de su entonces marido José Campos. Al terminar la entrevista, Jaime Cantizano, presentador de DEC, le dijo que como sabía que ella era una mujer con muchísimo humor (“creo que sí”, respondió), iba a dar paso a “un familiar tuyo quiere saludarte y reencontrarse contigo”.

Y allí que entró Carlos Latre vestido como un anciano Francisco Franco, que nada más ver a Carmen le dijo “estás guapísima, hija”. Dentro de su personaje, Latre hablaba con cierto balbuceo, y cuando una frase no sabía cómo acabarla, o no se le entendía, remataba con un “arriba España”. También hizo referencia al uso de la violencia: “si se le tiene que hacer pam pam se le hace, y no precisamente en el culete”, decía en cierta ocasión.

Una imitación "que reabre enfrentamientos"

Esta parodia sobre su difunto abuelo no sentó bien a Carmen Martínez Bordiú, quien intentó que Latre se saliese de su interpretación. “Quiero saludar no al personaje, sino al actor”, pedía al imitador y al propio Cantizano, que le desveló que era Carlos Latre. Cuando acabó la intervención, Carmen tenía el semblante serio. “No lo encuentro gracioso, no lo entiendo simpático, es que no viene a cuento”, se lamentó, y dijo que pese a que la entrevista había sido muy cómoda, esa broma había mandado todo al traste.

“Es como si me estoy tomando una sopa buenísima y me cae un moscardón, pues ya no me la como. Y el recuerdo que me queda no es que la sopa estaba buenísima, sino que le cayó un moscardón”. Además, dijo que si no se levantaba era “después de lo de Rafael Amargo, os lo reventaba (el programa), pero esto ha sido de muy mal gusto”.

Días después, en el magacín Tal Cual, presentado en Antena 3 por Cristina Lasvinges, se trató el tema, y el colaborador Antonio Montero explicó que cuando Bordiú salió del plató continuó la gresca, y que Carmen “señaló que parodias de este tipo hieren muchos sentimientos y reabren enfrentamientos en un momento en que la Memoria Histórica se ha convertido en una gran controversia”, tal como recogía entonces El Semanal Digital.

Para Latre fue “un momentazo”

El sketche de Latre fue desafortunado, no por parodiar a Franco en sí, sino por hacerlo delante de un familiar y querer interactuar como si llevase mucho tiempo de hablar con la familia, algo que no gustaría a nadie. Sin embargo, para Latre aquello fue “un momentazo, televisivamente hablando”, tal como explicó en el Diario de Mallorca.

El tema de la imitación de Franco surgió por una petición expresa por parte del programa DEC para sorprender a la entrevistada de esa noche, Carmen Martínez Bordiu. Sabíamos con antelación que, seguramente, a Carmen le disgustara esa intervención, pero aún así se hizo” explicó el cómico, que regresará en breve a la televisión como jurado de Tu cara me suena. “Conmigo, personalmente, Carmen y su marido, José Campos, fueron muy amables. Televisivamente hablando no me negarás que fue un momentazo”, concluyó