Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El cambio radical que Cuatro necesita para su tarde

‘Dani y Flo’ se despide hoy de la cadena, su tercer cambio en un mes

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
02.02.2018 | 13:03

Nuevo cambio para la tarde de Cuatro: este viernes se emite el último programa de Dani&Flo. Después de un año casi en parrilla, Mediaset España ha decidido quitarse este programa del medio por sus malas audiencias. Se trata del tercer cambio que se produce en la tarde de Cuatro en un mes, síntoma de que la cadena está muy perdida respecto a esta franja y que ha perdido toda su credibilidad vespertina.

La cadena de Mediaset España estrenaba el programa Singles XD de Nuria Roca el pasado mes de diciembre y, después de dos semanas en parrilla, tuvo que retirarlo por su estrepitosa mala acogida. A principios de año llegaba la nueva bomba para la cadena: Mujeres y hombres y viceversa se mudaba a su tarde tras abandonar Telecinco, como el hermano pequeño que recibe la ropa que ya no le vale al hermano mayor. Y ahora les toca decir adiós a Dani&Flo.

Las audiencias de la tarde de Cuatro son catastróficas. Sus programas superan por la mínima el 3% de cuota de pantalla y no encuentra un formato que encaje y guste por muchos intentos que hayan llegado a lo largo de las últimas temporadas. Cuatro tiene un serio problema entre manos.

Cuatro sigue queriendo espacios gamberros, modernos, desenfadados y, sobre todo, trabajados

Durante todo este tiempo Cuatro ha aprendido una gran lección: los programas más alejados de su estilo desenfadado no funcionan. Por mucho que haya pasado el tiempo y que Telecinco haya intentado cambiar la imagen de la cadena, el público que consume Cuatro sigue queriendo espacios gamberros, modernos, desenfadados y, sobre todo, trabajados.

Mediaset España ha jugado a la improvisación con Cuatro. Singles XD se puso en marcha en menos de un mes. Y no se crean que con Dani&Flo pasó algo distinto. En Mediaset sólo tenían en la cabeza la idea de recuperar aquel Tonterías las justas del pasado, sin base para crear un nuevo programa de televisión. Con el programa al que sustituyó, Hazte un selfi, ocurrió más de lo mismo. Y, como las prisas nunca han sido buenas, ninguno de estos programas ha funcionado.

La tarde era la franja en la que más formatos se estrenaban en Cuatro

Cuatro siempre había mantenido una muy buena relación con su tarde. De hecho, era la franja en la que se estrenaban más formatos. Por ahí pasaron programas como Password, Fama, Mi madre cocina mejor que la tuya, la serie Ciega a citas, Money Time, Te vas a enterar o Allá tú. Y, de pronto, su interés desapareció. La cadena empezó a emitir sólo reposiciones de series como Castle o Hawaii 5.0. Poco a poco el público fue desconectando y se aficionó a otras cadenas. Por eso ahora a Cuatro le cuesta tanto trabajo llamar la atención de los espectadores con sus estrenos. Han perdido la costumbre.

Cuatro necesita parar y reflexionar. Dado que empezarán a construir desde cero, no importa que pasen unos meses hasta que encuentren el nuevo formato que merece ser presentado en sociedad. La cadena necesita un formato a la altura de su buen prime time, con programas muy bien producidos como En el punto de mira, Samanta y…, Chester, First Dates, Ven a cenar conmigo o Héroes. De fijarse más en ellos mismos, triunfarían.

Intentar competir contra Zapeando con un programa de corte similar no tiene sentido. Al menos, ahora, que el programa de laSexta está tan asentado en la parrilla. Cuatro necesita dejar atrás los programas de escritorio para llamar la atención con un espacio que no pase desapercibido. Un programa que clame al cielo. Un formato incluso polémico, que tenga su repercusión en los medios de comunicación. Cuatro no puede tener un formato lineal porque, para eso, ya hay otras cadenas.