Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

El buen hacer de Antena 3 con los finales de sus series de televisión

La semana que viene despedirá dos de sus ficciones con mejores datos de audiencia.

Daniel Jabonero
@DanielGJabonero
15.12.2016 | 04:00

¿Cuándo debe terminar una serie de televisión? Se trata de una pregunta un tanto personal. Y es que haga lo que haga una cadena de televisión, tome la decisión que tome, siempre habrá fieles seguidores que no estén muy de acuerdo con la fecha elegida y el desenlace emitido. Antena 3 está tratando frenar al máximo las críticas que suscita el final de cualquier serie de televisión, ya sea por trama o por fecha de cierre.

La que primero demostró que las fechas de despedida no llueven a gusto de todos fue Vis a Vis. Después de crear una verdadera marea amarilla de seguidores que pedían y reclamaban su continuidad, Antena 3 decidía poner fin a la historia de las presas después de dos temporadas. Por muchas críticas que recibiese la cadena por esta decisión, no permitió que una serie de semejante buena crítica se arrastrase por su parrilla con pobres datos de audiencia. 

Vis a Vis decía adiós por la puerta de delante. No se escondía ni agachaba la cabeza. Sus datos de audiencia no habían sido tan buenos como los de su primera temporada y sabían que, de continuar, los titulares machacarían a la serie de cara a una tercera tanda de episodios. Mejor marcharse con el buen recuerdo que no con un desencanto desolado. 

Decisiones que llaman la atención

Sin duda, la gran sorpresa de la temporada la daba Velvet. Antena 3 ponía punto y final a la serie de televisión con su cuarta temporada a pesar de contar con más de 3 millones de espectadores a sus espaldas. Este año la cosa ha ido a mejor y la ficción acumula más de 3,5 millones de espectadores a falta de un episodio para despedirse para siempre. 

Es una serie que gana a La Voz, con la dificultad que esto conlleva. Es la serie más vista en estos momentos a pesar de llevar cuatro temporadas en activo. Y, sin embargo, sin comerlo ni beberlo, la cadena decide poner punto y final. Así es como una ficción consigue ser recordada como uno de nuestros grandes éxitos, no exprimiendo la trama hasta que sólo queden cuatro gatos delante del televisor. Se trata de respeto por el producto y de saber proteger una buena marca. 

Para despedir a la serie, la cadena ha preparado un gran número de acontecimientos especiales dentro y fuera de la pantalla. Desde la semana pasada se iniciaron una serie de acciones especiales que finalizarán el próximo miércoles con la emisión de un episodio final que contendrá varias escenas en directo. Velvet llama así la atención de cara a su gran final y no cerrará la puerta sin hacer ruido. 

Antena 3 se ha querido hacer en estos últimos años la marca de referencia de la ficción española. Lo consiguió con El tiempo entre costuras, uno de sus grandes años como cadena, logrando liderar el mismo número de meses que Telecinco en todo el año. Viendo el resultado, la cadena empezó a apostar por producciones arriesgadas y de una base cualitativa que no debía faltar en ninguno de sus nuevos proyectos. 

Hacer cómplice al espectador

La última en sumarse a la lista de finales atractivos ha sido Mar de plástico. Poco sentido tenía continuar la serie de televisión con una tercera temporada. Sin embargo, los 3 millones de espectadores que ha acumulado en su segundo año habría hecho que en otros tiempos la cadena hubiese decidido continuar con la trama de alguna forma. El próximo lunes terminará para siempre después de dos años en antena.

Para hacer mucho más atractivo el desenlace, la cadena ha decidido poner en manos de los espectadores el final que será emitido. Hay dos grabados y sólo uno se verá el lunes. A través de la web y de las redes sociales, los espectadores votarán si quieren justicia o venganza en la escena final de la serie. Una forma de introducir al espectador en la toma de decisiones, convencerle de que ha tenido algo que ver con el final y así evitar las posibles críticas que puede ocasionar las decisiones de un guionista o un creativo. Al final seguirán siendo sus decisiones, pero involucrar al espectador frente el golpe. 

A partir del próximo año, sólo Allí abajo continuará en antena como serie de larga continuidad. Las comedias lo tienen algo más fácil para seguir un camino de más largo recorrido. Pero es una de las pocas que consigue la renovación. Y es que desde que se despidiese en 2011 Doctor Mateo con cinco temporadas, la única que ha alcanzado una cuarta temporada es Velvet. Atractivo que las series ya no aburran con tediosas historias que se alargan hasta el infinito pero terrible para aquellos seguidores que saben que la cadena puede cancelar su título favorito en cualquier momento por mucho movimiento fan que haya a sus espaldas.