Cabeceras especiales

Cabecera

ANÁLISIS

‘Boom’ dinamita el reinado vespertino de ‘Pasapalabra’

El concurso de Antena 3 se impone actualmente al de Telecinco por más de dos puntos

Mike Medianoche
@mikemedianoche
13.08.2018 | 09:04

Cuando le queda menos de un mes para cumplir cuatro años en pantalla, se puede decir que ¡Boom! se encuentra en su mejor momento. Y es que en estos momentos ¡Boom! es el concurso más visto de la televisión, y logra sacar hasta dos puntos de ventaja a su principal competidor, Pasapalabra, en Telecinco.

Algo que tiene mucho mérito, ya que ¡Boom! nació en septiembre de 2014 de manera tímida precisamente con la intención de competir con Pasapalabra, concurso que aterrizó en 2007 en Telecinco y que ha logrado enormes datos para la cadena. Su camino no ha sido precisamente de flores, pero la paciencia y el mimo de Antena 3 con el formato le ha permitido, años después, recoger sabrosos frutos en forma de audiencia.

El desgaste de ‘Pasapalabra’

Sin embargo, las audiencias muestran que Pasapalabra sufre un cierto desgaste, el cual es más incipiente desde Telecinco duplicase su presencia en la parrilla con aquel experimento fallido de Pasapalabra en familia, estrenado poco antes del mundial y que intentó, sin éxito, hacer sombra durante el mediodía a La ruleta de la suerte. 

Actualmente, la media de ¡Boom! es de una cuota del 16,5% y 1.399.000 espectadores. Además, la semana del 30 de julio marcó su mejor semana histórica, con 17,2% y 1.460.000 espectadores y de esos días, además, destaca que el 2 y 3 de agosto logró su máximo de la temporada.

Desde mediados de julio, tan solo un día el programa de Christian Gálvez sacó ventaja al de Juanra Bonet, el 27 de dicho mes y lo hizo por una ventaja de 0,4 puntos. Sin embargo, la dinámica habitual es que ¡Boom! haga saltar por los aires la audiencia del concurso Mediaset, y hay jornadas en los que ha sacado más de cuatro puntos de diferencia, aunque la media es de dos puntos por encima.

Por ello, se puede afirmar sin lugar a dudas que el verano le ha sentado bien a ¡Boom!, aunque habrá que esperar a la llegada de septiembre, cuando el consumo televisivo aumenta, para saber si esta corriente continúa o si por el contrario ha sido consecuencia de los diferentes hábitos televisivos en la época de vacaciones.