Cabeceras especiales

Cabecera

Bertín Osborne se rinde al corazón: puerta abierta a Belén Esteban

El presentador entrevistará por primera vez a alguien que no es conocido por su profesión

Bertín Osborne junto a Tamara Falcó.
Bertín Osborne junto a Tamara Falcó.
Juan M. Fdez
@juanmafdez
16.03.2018 | 12:58

Siempre que a Bertín Osborne se le ha preguntado qué tipo de personajes tenían cabida en Mi casa es la tuya, el presentador explicaba que “todos aquellos que nos parecen interesantes”. Y, hasta ahora, el programa siempre había entrevistado a personajes conocidos por su profesión.

Algo que este viernes se romperá cuando el jerezano entreviste a Tamara Falcó. Y es que aunque haya comenzado una nueva etapa como diseñadora, la joven es simplemente conocida por ser hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó.

De hecho, según cuenta la cadena en nota de prensa, Falcó repasará los recuerdos de su infancia, marcada por la separación de sus padres, y hablará de la relación que mantiene con su familia, sus hermanos, y en especial con quienes convive a diario: su madre Isabel, la actual pareja de ésta, Mario Vargas Llosa, y su abuela materna.

“En una emotiva despedida en la que Bertín se interesará por los sueños e ilusiones de Tamara, el presentador no dejará pasar la oportunidad de preguntarle por el número real de cuartos de baño que tiene la residencia de su madre”, dice la nota de prensa.

No le interesa la vida privada de sus invitados

Es decir, Mi casa es la tuya se convertirá este viernes en un programa de corazón más, a pesar de que el presentador siempre ha defendido que él no le interesa la vida privada de sus entrevistados.

De hecho, siempre que se le ha preguntado si se planteaba entrevistar a Belén Esteban, el jerezano ha dicho que "de vez en cuando traemos caras de Telecinco, pero no porque sean de esta cadena, sino porque nos parecen interesantes”.

“(De Belén Esteban) yo quiero saber qué opina de política o qué deporte le gusta. No le preguntaría ni qué paso con Jesulín de Ubrique ni por qué dejó a Jesulín de Ubrique. Si roncaba o no roncaba. A mí eso me importa tres carajos".