Cabeceras especiales

Cabecera

ENTREVISTA

Arguiñano, sobre 'Masterchef Junior': "Los peques tienen que jugar al fútbol"

Redacción
@Bluper
11.11.2014 | 15:43

Txirimiri en Madrid para recibir este martes en la Gran Vía madrileña a Karlos Arguiñano. ¿El motivo? La presentación de En familia con Karlos Arguiñano, un libro de recetas con sabor de hogar editado por Planeta. Son más de 300 propuestas con las que el cocinero estrella de Antena 3 -a las audiencias nos remitimos- apuesta por sus dos “efes” favoritas: familia y felicidad... además de si a esto le añadimos diversión en lo que hace no hay más que hablar.

Son ya 26 años los que llevo en televisión y me sigo divirtiendo como la primera vez. Estar en la cocina es un placer para mí. Las recetas que aparecen en este libro son un conjunto de las mejores y para prepararlas en casa”, confiesa el cocinero.

Para Arguiñano es mucho más importante “ir al mercado que al fútbol. No comprendo como hay gente que para comprar un puré de guisantes para su bebé vayan a una farmacia. Les digo a las mamás que no están criando a un niño; sino a un mostruo”.

Se confiesa feliz de estar rodeado de su familia, “tengo ocho nietos. Mi gran problema es aprenderme los nombres de todos... me tienen loco”. ¿Si cocinan conmigo? “El mayor tiene diez años es en mi opinión la edad para entrar en la cocina... como ayudante. Si ven como participan haciendo, por ejemplo unos pimientos del piquillo rellenos de tortilla de patata y morcilla de Burgos, la próxima vez que los vean los comerán y no les será extraño”.

No me gusta que me pongan nota

Muy diferente es su opinión sobre los programas y concursos de cocina con niños: “Los peques a esa edad tienen que jugar al fútbol, a pelota, leer libros o nadar en la piscina”, admite.

Ante la gran cantidad de programas que hay por la parrilla como MasterChef, Top Chef o Pesadilla en la cocina, una pregunta ha saltado a la palestra ¿No le han propuesto participar en alguno? Su respuesta ha sido tajante, “Si, me lo han propuesto, pero es algo que no me divierte lo más mínimo. Lo que a mí me entretiene es ir al mercado a la compra, es meterme en la cocina y disfrutar y no andar a la carrera para eso ya están las carreras de motos. Otra cosa que no me gusta es que me pongan nota. Cuando iba al cole sacaba muy malas calificaciones y lo que no me gusta para mi, no lo quiero para nadie”.